El roscón de Reyes de Lidl no pasa las medidas de sanidad

Uno de los supermercados alemanes más frecuentados de nuestro país hace frente a una denuncia después de comercializar productos de Navidad con nata fraudulenta

Con motivo de la época de Navidad en la que nos encontramos, llegando al día de los Reyes, en los hogares no falta el famoso roscón de Reyes, aunque te aconsejamos que no lo compres en Lidl. El supermercado alemán ha sido multado después de que Sanidad se percatara de que dichos productos no pasaran todos los requisitos de salubridad. 

No siendo Lidl el único supermercado multado por el roscón de Reyes que se comercializaba con nata fraudulenta. Otro de los cuales se han añadido a la lista ha sido Aldi, Día y el fabricante Aserceli. El primero en percatarse del peligro que suponía este producto para el cliente ha sido la organización de consumidores de Facua, quienes han impuesto una denuncia.

Roscón de Reyes en Lidl

La reducción de la multa de Lidl después de reconocer las infracciones

Después de la denuncia por parte de la organización de Facua, el supermercado de Aldi y el fabricante Aserceli han tenido que hacer frente a una multa de 11.000 euros. En el caso de Dia y Lidl, dicha cantidad ha sido reducida entre los 8.800 euros y 5.500 euros respectivamente. Todo un escándalo para la imagen de los supermercados.

Estos dos últimos han conseguido reducir la multa debido a su reconocimiento rápido de las infracciones, que seguidamente han llegado junto a un pago. La razón principal de las multas ha sido por la inclusión de la palabra “nata”. Cuando en realidad es un relleno que está compuesto de todo, menos de nata. Así, se mezclan productos vegetales y otras sustancias.

El truco de los fabricantes del roscones de reyes para no pillarse las manos

Al igual que todo fabricante, siempre hay algún truco para no acabar como ha ocurrido con Lidl o Aldi. En este caso, las marcas que comercializan este tipo de productos no suelen incorporar en el nombre el relleno utilizado. Así, solo veremos en la superficie del envoltorio el producto denominado como “Roscón de Reyes”, sin indagar demasiado más en sus ingredientes. 

Por supuesto, no es la única técnica que han acogido, puesto que otro de los grandes engaños es incluirlo como “sabor a nata”. Mientras que no se comercialicen como rellenos de nata, cuando realmente no lo son, la empresa no se verá obligada a enfrentarse a diferentes denuncias por parte tanto de sus competidores, como de sus compradores.

vestido paula echevarría mango