El demoledor plan de Ayuso en Sanidad para cambiar pacientes por clientes

La izquierda, sobre todo Podemos, se queja amargamente de lo que se está haciendo en la Comunidad de Madrid en materia sanitaria

Ayuso seguramente se haya metido en muchas polémicas desde que es presidenta de la Comunidad de Madrid, pero nada comparado con la Sanidad. Con las elecciones a la vuelta de la esquina, sus rivales se han encargado de que se hable muy fuerte de este apartado. ¿Son pacientes o clientes?

Desde Unidas Podemos han cargado prácticamente contra todos al referirse a la Sanidad Pública. Pero se han centrado, como no podía ser de otra manera, en la gestión de Ayuso en Madrid, donde la Sanidad presenta números más alarmantes en casi todos los apartados computables.

ayuso camareros
Los planes de Ayuso en la Sanidad preocupan a Podemos

Podemos carga contra la Sanidad de Ayuso

“Hay un dato absolutamente alarmante. Las listas de espera para cirugía han crecido hasta un 12,6 por ciento. Está claro que es un problema generalizado, pero es especialmente sangrante en la Comunidad de Madrid, donde se destina el menor porcentaje de gasto sanitario en relación con el PIB”, dice Alejandra Jacinto, candidata de Podemos en Madrid.

“Pero es que también en la Comunidad de Madrid la que dedica menos gasto a Atención Primaria, donde las urgencias están totalmente saturadas y colapsadas o directamente nos encontramos situaciones en las que faltan médicos o pediatras en los centros de salud” continúa la activista y Diputada de Podemos.

Ayuso vuelve con el lema de la libertad en Madrid

Y es que desde el partido morado entienden que para Ayuso la Sanidad es un negocio como otro cualquiera. Parece que en vez de pacientes se trate con clientes, a los que se les permite todo tipo de lujos siempre y cuando los paguen. Unos ideales que, lógicamente chocan con el concepto de Sanidad Pública, uno de los patrimonios más valiosos en España.

Ayuso, mientras tanto, se desmarca diciendo que Madrid es libertad, que la Sanidad va como un tiro e incluso se permite el lujo de pedir al Gobierno un poco de atención para las residencias. Incluso ha pedido un protocolo anti covid, ahora que todos estamos vacunados. Solo por ir a la contra.

first dates Alejandro