Trampas descubiertas en Pesadilla en la cocina al visitar al Chicote de Zamora

El programa de La Sexta visitará un hotel-restaurante donde no faltará la polémica, pues allí el chef se topará con un jefe que como de costumbre tiene muy malos modales el resto de los empleados

Hace apenas unos días que pudimos ver al programa visitar Bámbola, un restaurante donde pudimos ver a María Jesús y José en una situación límite. No obstante, y aunque en términos económicos la situación no será tan desastrosa, el próximo programa de Pesadilla en la cocina no defraudará en absoluto, pues incluso tendremos a dos Chicote. Una situación insólita tras ocho temporadas.

Tal y como hemos podido ver en el preestreno que ofrece Atresplayer, el chef del nuevo restaurante que visitará el programa de La Sexta será el gran protagonista. Su mal carácter será el causante de todos los problemas del restaurante y también el motivo por el que le conocen como el Chicote de Zamora, aunque poco o nada tiene que ver con el chef de Pesadilla en la cocina.

Pesadilla en la cocina Chicote
Chicote tendrá que lidiar con su homólogo zamorano

Chicote descubrió la estrategia que utiliza Pesadilla en la cocina

Sin duda alguna, una de las cosas que más extraña a los fans del programa de La Sexta es que, a pesar de todos los defectos que descubre Chicote a simple vista, los restaurantes estén siempre llenos hasta la bandera. Es por eso que a través de las redes sociales, preguntaron por esta situación. Lo que nadie esperaba es que fuera el propio Chicote quien diera la respuesta.

Según comentó Alberto Chicote, las personas que vemos durante los programas son gente que Pesadilla en la cocina lleva para ver cómo trabajan en el restaurante. Y es que, de no hacerlo, se arriesgan a que no entre nadie durante las grabaciones por la mala fama que tiene el restaurante, que no están acostumbrados a tanta afluencia de personas.

El Chicote de Zamora, desbordado durante el servicio

Como no podía ser de otra forma, en el primer servicio del programa afloraron todos los problemas. Y es que el Chicote de Zamora no esperaba en absoluta tanta afluencia de clientes, por lo que acabó completamente desbordado, llegando a abandonar el servicio y pidiendo al chef de La Sexta que se hiciera cargo del cocinado si quería dar de comer.

Todo esto fue provocado por Pesadilla en la cocina, que como confesó Chicote en redes sociales, llevó a gente para llenar el comedor. El hotel-restaurante no ha sido el único que ha sufrido esta situación, sino que todos los restaurantes que ha visitado el programa han sufrido algo similar. Y es que esta es la mejor forma que tiene el programa para conocer todos los problemas, a partir de los cuales comienzan a construir el futuro del negocio.

first dates Alejandro