Es noticia:

Desalojo de la famosa okupa ‘Beyoncé de Menorca’ tras presión mediática

María Iguazo, conocida como ‘la Beyoncé de Menorca’, desaloja el chalet de lujo que okupaba tras amenazas de la empresa propietaria de acudir a Desokupa

El pasado 19 de mayo, María Iguazo, una okupa que se hizo famosa en redes sociales como ‘la Beyoncé de Menorca’, ocupó un chalet de lujo en la urbanización Coves Noves. La propiedad, valorada en más de 650.000 euros, contaba con piscina, vistas al mar, tres cuartos de baño y cuatro habitaciones. Sin embargo, la estancia de María y su familia en este chalet no duró mucho debido a la presión mediática y las amenazas de la empresa propietaria de recurrir a Desokupa.

La exhibición en redes sociales y su repercusión

María Iguazo expuso su situación al compartir un vídeo en redes sociales, lo que atrajo la atención mediática y puso en peligro su ocupación del chalet. En el vídeo, María presumía de la propiedad: “Hoy os voy a enseñar el chalet que me he abierto, un chalet nuevo. Tengo tres cuartos de baño, cuatro habitaciones, piscina, vistas al mar, alfombras y de todo. Lo va a estrenar mi coño, que me lo merezco”. Estas declaraciones generaron una ola de reacciones que culminaron en el desalojo.

Este miércoles, varios reporteros, incluyendo un miembro del equipo de ‘Y ahora Sonsoles’ de Antena 3, fueron testigos del desalojo. Se pudo ver cómo dos coches cargaban los enseres de la familia, con el marido jardinero de María liderando el traslado. La familia se dirigía presumiblemente a otra casa okupada que utilizan como residencia principal durante la semana.

Medidas de seguridad en la urbanización Coves Noves

La urbanización Coves Noves ha tomado medidas para evitar futuras ocupaciones. Según informó ‘Menorca – Es diari’, además del desalojo del chalet de María, también se desalojaron otros tres chalets okupados en la misma urbanización. Se van a instalar cámaras de seguridad y otras medidas para prevenir nuevas okupaciones.

Las consecuencias de las acciones de María

María Iguazo enfrenta varias consecuencias por sus acciones. Además del desalojo, María ha recibido cuatro sanciones de tráfico por conducir de forma temeraria, sin carnet y bajo los efectos de la cocaína, mientras llevaba a tres de sus cinco hijos en el vehículo. Al ser detenida por la policía, intentó dar una identidad falsa para evitar los cargos.

Este incidente ha llevado al Servicio Insular de Familia del Consell de Menorca a iniciar protocolos para comprobar si los hijos de la pareja viven en un ambiente seguro. La chulería de María al presumir de sus fechorías en redes sociales puede costarle caro, ya que las instituciones revisan su núcleo familiar y esto podría afectar los más de 1.500 euros mensuales que recibe del estado en forma de ingreso mínimo vital.

El impacto de la presión mediática

La mediatización del caso ha sido clave para el desalojo y las investigaciones sobre María Iguazo. La presión de los medios y la atención pública han acelerado el proceso de desalojo y han llevado a las autoridades a tomar medidas adicionales para garantizar la seguridad y el bienestar de los hijos de María.

El caso de María Iguazo es un ejemplo de cómo la exposición mediática puede influir en la resolución de situaciones de okupación. A pesar de actuar con impunidad durante un tiempo, la notoriedad pública y la atención de los medios pueden cambiar rápidamente las circunstancias para los okupas.

House of the Dragon