Pesadilla en la cocina

Pelea surrealista en Pesadilla en la Cocina deja sin reacción a Chicote

El chef fue testigo de uno de los momentos más delirantes que se han vivido dentro del afamado programa de televisión

Pesadilla en la cocina nos ha vuelto a regalar uno de los programas más suculentos de cara al espectador y más tensos en lo que ha sido para el chef estrella de la televisión, Alberto Chicote, quien nos dejó con el espacio más polémico que se recuerda de las últimas temporadas, Mosto Tejero.

Así, Alberto Chicote y Pesadilla en la cocina nos trasladó hasta Jerez de la Frontera, en Cádiz, el cual ha sido de nuevo el azote de los restaurantes y ha vuelto por todo lo alto, demasiado alto. La razón no ha sido otra que la de asistir a un bochornoso espectáculo guionizado en un local hoy cerrado y en disposición de venta.

Chicote
Pesadilla en la cocina y Alberto Chicote vivieron uno de los momentos más tensos

El caráceter explosivo de Juanete lo manda “todo al carajo” ante la incredulidad de Alberto Chicote

En esta ocasión nos encontramos con Juanete, un dueño muy particular que define su propio restaurante como “una sesión de Almodóvar”. El propietario se pasa el día alternando con sus amigos, dueño y empleados tienen miedo a cocinera y los gritos entre unos y otros están a la orden del día.

Cuando Alberto Chicote llega al Mosto Tejero se encuentra con una situación que se aleja mucho de ser “un bonito ambiente de trabajo”. Los insultos son el plato principal del menú del día en el que la comida también deja mucho que desear, ya que los clientes devuelven los platos prácticamente sin tocar.

El carácter explosivo del dueño, Juanete, dio lugar a una de las escenas que todo seguidor de Pesadilla en la cocina recordará, y es cuando durante un servicio nefasto en el restaurante, el propietario decide mandarlo todo “al carajo” y se va subido en un tractor. Alberto Chicote sale detrás para intentar pararle y acaba “de fango hasta el culo”.

Chicote pacificador
Los trabajadores del restaurante acabaron a las manos en Pesadilla en la cocina

Marco y Antonio se enzarzaron en medio de un servicio

Fue precisamente al volver con Juanete cuando Chicote se encontró un esperpento en el que estaban involucrados Marco y Antonio, que se enzarzaron el uno con el otro llegando a la manos “como dos verracos”, como mantenía el de Pesadilla en la cocina. Pero no fue el único bochorno que tuvo que nefrentarse.

Esta vez nos referimos a María, la cocinera, la cual estuvo prácticamente todo el servicio de malos humos, en lo que sus comidas fueron devueltas por los clientes, ya que las croquetas, dicen “que son harina pura”. Fue entonces cuando María explotó delante de Chicote, que, harto de su agresividad le criticó duramente: “A mí me tiras las croquetas a la cara y te aseguro que te las comes”, dijo.

¿Quieres compartir la noticia?
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on facebook
Ultimas noticias en Elgodigital
Ingeniería financiera del Sevilla FC para hacer hueco a Corona
Enemigo poderoso de Al rojo vivo adelanta el final de Ferreras
Zidane ya tiene su goleador sorpresa para el Real Madrid