El juego deja ver las carencias de la plataforma Google Stadia

Stadia, la nueva plataforma de videojuegos virtual de Google, ha generado controversia en sus primeras horas de vida. La plataforma, que se anunció como una revolución, capaz de mover juegos vía streaming a una resolución de 4K, 60FPS y sin lag, no ha tenido el inicio deseado por la compañía norteamericana.

Recientemente se anunció que en su lanzamiento no contaría con varias de sus funciones tales como Family Sharing, Stream Connect, State Share y Crowd Play, al menos hasta entrado el año 2020. Tampoco contará con sistema de logros, sino que registrará las hazañas de los jugadores, aunque de momento sin notificarlas en pantalla.

Google Stadia

Otras de las funciones que no serán posibles hasta el próximo año será la tan de moda resolución 4K, HDR y sonido 5.1, al menos si usas un ordenador, ya que si se hace a través de Chromecast Ultra, estarán disponibles poco después de su lanzamiento.

Red Dead Redemption 2 es uno de los principales perjudicados, ya que supone un importante atractivo para la plataforma. Digital Foundry, expertos en el análisis técnico de videojuegos, nos revela que el título se planta en una resolución nativa de 1440p y 30FPS, lejos de la promesa de Google

Red Dead Redemption 2 no llega a los 2K

Mientras tanto, el buque insignia de Microsoft, la Xbox One X, es capaz de llegar sin demasiadas dificultades a los tan ansiados 4K/60FPS, aunque con alguna que otra bajada en momentos puntuales. Esto deja aún más en evidencia que la plataforma de Google no ha tenido un comienzo del todo acertado.

Red Dead Redemption 2

Actuálmente Stadia ya puede adquirirse junto con Chromecast Ultra y 3 meses de la suscripción Stadia Pro en lo que se se denomina ‘Premiere Edition’. Esperemos que poco a poco vaya ofreciéndonos todo lo que Google prometió y con el tiempo los usuarios podamos disfrutar de la plataforma a pleno rendimiento de muchos de nuestros videojuegos favoritos en cualquier dispositivo compatible.