Doble regreso a Servir y proteger espolea la sexta temporada

El capítulo 1001 ha retratado como Eva Velasco está destrozada por lo que le ocurrió a Beatriz 

Ha llegado por fin la sexta temporada de Servir y proteger y la dicha que sienten los seguidores es más que única. El episodio 1001 trajo consigo varias sorpresas dejando así claro el motivo por el cual los seguidores tienen la certeza que es la serie con más éxito de los últimos tiempos.

En este capítulo los seguidores fueron testigos de cómo Fernando Quintero trata de que Eva Velasco haga algo respecto a un posible chivatazo de Beatriz a Lidia. El empresario teme que la joven, a pesar de prometer que no les delataría, finalmente estreche aún más su relación con Lidia y, por tanto, termine confesando.

plan Quintero
De nuevo Quintero y Eva tendrán que cooperar

El regreso de Servir y proteger en su sexta temporada mostró los personajes que han vuelto 

Por su parte, Eva está absolutamente destrozada con lo sucedido. Es más que evidente que no está pasando por su mejor momento, por lo que no sabe muy bien cómo actuar. En la comisaría de Distrito Sur todavía están sin palabras ante lo sucedido en el operativo para detener a Ramiro Infante.

La tensión está fuerte en el ambiente a la espera de tener noticias del estado de salud de Miralles. Recordemos que fue herida en el asalto. Antonio se lamenta por lo que le ha ocurrido a su mujer, mientras que el comisario Bremón y el inspector Salgado tratan por todos los medios de animarlo. 

Lidia ha hecho hasta lo imposible para lograr animar a Paula por lo que ha sucedido 

Tomás Salgado, por su parte, trata por todos los medios de no perder los nervios pero la culpa le está destrozando poco a poco. El inspector de policía confiesa al comisario que ocultó que seguía padeciendo mielitis por lo que, al sufrir un ataque, Ramiro Infante pudo atacar a Claudia Miralles.

De igual forma, para nadie de los seguidores de la serie es un secreto que tras lo ocurrido, Paula también se muestra verdaderamente hundida. Lidia intenta por todos los medios animarla, pero la joven reconoce que se siente culpable por haberse acercado a David sin tan siquiera imaginar en las consecuencias.

Servir Bremón