El Levante UD amenaza fichaje de Kike García por el Celta

Al punta experimentado le quieren seguir la pista si termina su club perdiendo la categoría

Kike García, referenciado del Levante es sin lugar a ningún tipo de dudas la única pieza rescatable luego del mal momento que tiene al Eibar a punto de descender. El delantero de 31 años ha sido destacado como el baluarte de un ataque pobre, que más allá de haber generado escasas opciones le ha permitido concretar 12 goles y haber repartido una asistencia en la campaña.

El primero en aparecer bajo esa idea de capturarle ha sido el Celta, impulsado eso sí por la visualización que tiene su entrenador Eduardo Coudet. Aunque en las últimas horas se ha querido sumar el Levante, que ha manifestado estar al corte con esa idea en la medida que le sea posible. Buscan sellar otro fichaje sin coste, que tenga atado a su juego las características que impone Paco López.

Kike García Celta
Kike García, objetivo del RC Celta y Granada

Un apartado en el contrato de Kike García podría depositarlo en el Levante al final del curso

Por su estado de forma, por su regularidad y por esas características únicas, Kike sigue siendo un jugador tentador. De hecho, no podría ser si no le depositan una buena suma de dinero a la SD Eibar en caso de seguir en primera división. El futbolista murciano tiene contrato hasta 2022, pero un inciso en el documento le da libertad en caso de descenso.

Tal como van las cosas el tema podría extenderse, entendiendo que las opciones de caída son demasiadas. Si eso ocurre es muy probable que acabe pasando y el terreno lo tendrían ganado los residentes del Ciutat de Valencia. Al parecer Paco López pondría al veterano encima de Pedro León, un jugador en el que no confía más allá del excelente margen de anotaciones respecto a los minutos jugados que tiene.

Una pieza más que le quitan de sus manos a Coudet

Al final parece ser más de lo mismo, y el perjudicado termina siendo el club gallego. Coudet ha lanzado una serie de peticiones que se prevén complejas de alcanzar. La gran mayoría tienen que ver con el alto flujo de incidencia en el mercado, que a groso modo terminan siendo parte de la dispersa visualización de los clubes a atrapar.

Por el momento la señal es de aguante, se debe esperar a ver cómo termina el club de Ipurúa y si se confirma su caída. En caso de no ser así habría que entrar a debatir valores, y si el jugador estaría dispuesto a poner fin a una etapa en donde ha tenido aceptación del club y los aficionados por un experimento.

Martín Merquelanz