Es noticia:

La chulería mató a Oyarzabal en Copa

Mikel Oyarzabal, el mejor lanzador de la Real Sociedad, falló el penalti decisivo en la tanda y su equipo quedó apeado de la Copa del Rey

Tras una igualadísima eliminatoria en la que 180 minutos no fueron suficientes para decretar un ganador, la Real Sociedad y el RCD Mallorca se jugaron el pase a la gran final de la Copa del Rey desde los once metros. Los txuri-urdin, jugando en casa, eran los grandes favoritos. Pero desde el momento de elegir portería, Mikel Oyarzabal evidenció que no estaba preparado para lanzar su penalti.

El capitán del equipo es, sin duda alguna, uno de los mejores lanzadores de penaltis de toda Europa. Pero en la noche de ayer no estuvo acertado de cara a puerta. Mikel Oyarzabal erró su penalti y la Real Sociedad pagó las consecuencias, quedando apeado de la competición. Pero desde minutos antes del lanzamiento se sabía cuál iba a ser el resultado.

Oyarzabal penalti
Mikel Oyarzabal fue el villano de los donostiarras

El lenguaje corporal de Oyarzabal adelantó su fallo en el penalti

Instantes antes de la tanda de penalti, Mikel Oyarzabal se reunió con Raíllo y los colegiados del encuentro para elegir orden de lanzamiento y portería. El capitán de la Real Sociedad ganó el primer sorteo, eligiendo lanzar en el fondo de su afición. Algo que celebró efusivamente, desatando la euforia de todos los presentes en el Reale Arena.

En todo momento Mikel Oyarzabal mostró una actitud chulesca, sonriendo y mostrando cero preocupación pese al tenso momento que estaban viviendo. Todo lo contrario a lo sucedido con Raíllo, quien estuvo centrado y preocupado durante el sorteo, sin hacer alarde de ningún tipo. Y el resultado final ya lo conocemos todos.

Imanol Alguacil falló al elegir lanzador

Más allá de la tanda de penaltis, en la que Mikel Oyarzabal se convirtió en el villano de la Real Sociedad, el conjunto dirigido por Imanol Alguacil gozó de una oportunidad única para adelantarse en el encuentro. Ocurrió al borde del descanso, cuando el colegiado decretó una pena máxima a favor de los donostiarras. Pero Brais Méndez también falló.

El gallego era el elegido para tomar la responsabilidad, pero esta decisión fue un gran error. El futbolista de Mos llevaba dos penaltis fallados esta temporada, por lo que la estadística estaba en su contra. Así terminó siendo, pues Greif detuvo el lanzamiento. De este modo, Mikel Oyarzabal compartió responsabilidad con Brais Méndez por fallar sus respectivos penaltis.

Olabe real sociedad