Es noticia:

Real Zaragoza ya sabe lo que tiene que pagar si quiere a Cordero a los mandos

La vacante en la dirección deportiva Blanquilla sigue activa y se la han ofrecido al actual encargado de los fichajes en el club Tete pero el nuevo accionista no lo dejará salir así como así

Con el adiós de Juan Carlos Carcedo y Miguel Torrecilla, el Real Zaragoza empezó su travesía por la contratación de nuevos ejecutivos y ahora van por Cordero. En la junta directiva liderada por Jorge Mas (accionista mayoritario del club maño) han determinado que el director deportivo del CD Tenerife es el idóneo para el cargo.

El principal problema es que el cartagenero aún tiene contrato con el club Tete y desde la dirección general de dicho equipo ya anunciaron que no lo dejarán ir tan fácil. De hecho, José Miguel Garrido, nuevo accionista mayoritario del Tenerife, ya les envió un mensaje a todos en el Zaragoza, explicando la única forma de que fichen a Cordero.

Zaragoza Cordero
Cordero se ha sentido a gusto con la dirigencia de Miguel Concepción, pero la llegada de José Miguel Garrido ha entorpecido todo.

Al Zaragoza le va a costar 1 millón de euros el fichaje de Juan Carlos Cordero

Una de las declaraciones de Garrido antes de tomar control en el conjunto Chicharrero referente a lo de Cordero, es que si el club maño quiere los servicios del director deportivo, debe pasar por la caja. Posteriormente indicó que debe pagar la cláusula de 1 millón de euros que está presente en el contrato del directivo.

En el conjunto Blanquillo saben que el murciano está incomodo por las nuevas políticas con las que llegará el nuevo accionista del Tenerife. Por esa razón creen que tienen gran margen de negociación para convencer al director deportivo, y la verdad es que es así. No obstante, el principal inconveniente sigue siendo la obligación contractual de este con el Tenerife.

La razón por la que Cordero no se siente bien en el Tenerife y le seduce la oferta del Zaragoza

Con el anuncio de José Miguel Garrido como nuevo accionista mayoritario del club tinerfeño, llegaron nuevos problemas para el director deportivo y para el entrenador Luis Miguel Ramis. Y es que el “nuevo dueño” del plantel blanquiazul, está empezando a negociar algunas renovaciones de jugadores que no entran en los planes del cuerpo técnico.

Esta acción ha hecho pensar a Juan Carlos Cordero que su gestión sobra en el Tenerife y por esa razón está contemplando pasar su carta de renuncia. La iniciativa también está impulsada por la oferta del Zaragoza puesto que es un verdadero reto trabajar para un equipo tan histórico. La decisión está sobre la mesa.

Loren Morón