Javier Sardà revela en Palo y Astilla su gran obsesión en la vida

El periodista tiene una visión muy particular sobre la idea de morir

Javier Sardà fue el invitado en esta ocasión en una emisión más de Palo y Astilla, el programa de entrevistas dirigido por Mamen Mendizábal. En el cual el invitado habla sobre su vida privada relatando detalles desde niño y como sus padres marcaron su infancia. El periodista enfatizó “Ir a una tertulia es un ejercicio de humildad terrible“.

El catalán de 62 años revelo acontecimientos que marcaron su vida y de paso su infancia. Como el de la prematura muerte de su madre y tiempo después la de su padre. Quien terminó rematando una difícil niñez, y que a raíz de ello empezó a ver la muerte como una solución y no como un hecho al que todos le temen.

Sardà Palo Astilla
Sardà tiene una visión de la muerte muy particular contemplándola como una solución para algunos aspectos

Javier Sardà reveló en Palo y Astilla su obsesión en la vida que terminó con una gran conmoción por parte de Mendizábal

A raíz de la muerte de sus padres cuando Sardà era muy joven, el periodista y locutor desarrolló una visión muy particular acerca de la muerte al punto de llamarla obsesión. Ante la cara de sorpresa y confusión por parte de la presentadora, el periodista accedió a explicarle. “A veces es bueno reflexionar sobre marcharse de este mundo, pero hacerlo siempre con sentido del humor y sarcasmo”.

Después del argumento Mamen Mendizábal quedó más tranquila y el hombre de 62 años remató diciendo “Lo único que no me tomo a broma es la salud porque en realidad, nada es importante. Pero en cuanto a salud me cuesta más mantener esa distancia” Una idea retórica bastante interesante en la visión general de Javier Sardá que pone a reflexionar a más de uno.

Mendizábal le hizo la incomoda pregunta en Palo y Astilla, de como es trabajar con Javier Sardà

La presentadora del magazine no se guardó nada e hizo la difícil pregunta de la que el periodista tiene fama. ¿Qué tan complicado es trabajar al lado de Javier Sardà? el invitado se tomó muy bien el cuestionamiento y respondió. “Tiene que ser durísimo trabajar para mí. Yo no he querido nunca hacer bullying, solo me he preocupado por el producto final”.

El entrevistado también habló de los momentos tensionantes cuando recibió amenazas de muerte a causa de sus posturas políticas. “No soy independentista, tengo derecho a no serlo. Como todos los ciudadanos de Catalunya, como otros a no serlo, faltaría más” detalló Sardá. Además se refirió a los carteles amenazantes con su foto “Me molestó mucho la mala calidad del papel y que no fuera en color” remató riendo ante la sonrisa nerviosa de Mendizábal.

Supervivientes Tom Brusse