Maniobra genial del RC Celta para colocar a Okay Yokuslu

Los gallegos buscan sacar partida de un jugador que al menos en la previa no es de confianza para el cuerpo técnico

El internacional con Turquía, Okay Yokuslu ha vuelto a ponerse en una situación incómoda para los referentes del RC Celta de Vigo en este periodo de fichajes que está por arrancar. Y es que movido por su deseo de poner pie fuera de Balaídos, ha querido insinuar una chance que le podría enfocar en su paso al fútbol grande de Inglaterra.

Junto a su representante ha exigido tener opciones fijas de cara a invierno, pasando del club español al West Bromwich Albion más allá de su estatus en la liga de ascenso. Lo que sucede es que el cuadro dirigido por Eduardo Coudet no va a ceder tan fácil, antes prefiere exigir un valor asociado a lo que pagó en su momento, unos 8 millones de euros.

Celta fichajes
2 descartes del RC Celta boquean los nuevos fichajes

Con el valor del jugador en un punto concreto el Celta de Vigo busca seguir sacando partida de Okay Yokuslu

Ni están dispuestos a ceder ni mucho menos a liberarlo para que el futbolista haga sus maletas de forma libre. Lo que condiciona directamente a dos funciones, una que es salir cedido, o la otra que es forzar el pago. Así garantizan que la inversión se mantenga y de paso que se garanticen la llegada de nuevos jugadores con el paso del tiempo.

Además, saben que Okay busca la Premier League como su destino. Al cual ha antepuesto por encima del resto, inclusive algunas ofertas llegadas desde LaLiga Santander y algunas desde su país. Ha quedado encantado de su paso en cesión por la escuadra del gorrión donde logró un alto nivel en su momento.

La idea sigue siendo acelerar el trato

Entendido esto hay que vincular que la celeridad marcará el retorno del jugador al más alto nivel. No está siendo tenido en cuenta y muestra de ello son los escasos 92 minutos disputados este curso; entre lo que ha sido la competencia de Liga y la entrada de la Copa del Rey recientemente.

Así que las cartas están sobre la mesa, y albergando por una chance en concreto. Su contrato finaliza en verano de 2023 y se cree que esta relación contractual es la madre de todas las discusiones. Está bien atado y por tanto supeditado a una acción de mando que llegue desde la alta cúpula del cuadro gallego.

Celta Maxi