Problemas de Vodafone con clientes antiguos imposible de desplumar

El mundo de los operadores móviles tienen problemas que se dejan en el olvido aquellos usuarios más fieles

ACTUALIZACION 26 de octubre de 2020 .- La carrera que se ha formado en el sector de operadores móviles hace que nadie se pueda parar un segundo. Vodafone es un claro ejemplo de lo rápido que va todo en este mundo lleno de problemas. Pero a la velocidad por el incontestable progreso de la tecnología, hay que sumar la grave crisis económica que azota sin remisión a este tipo de empresas.

La crisis ha provocado tres cosas: Por un lado, que los sueldos sean mucho más bajos y se compensen con bonus por objetivos. Que las promociones a nuevos clientes sean cada vez más fuertes y que las llamadas para aumentar paquetes o provocar portabilidades sean muy agresivas.

Vodafone
Los problemas de Vodafone con el trato a sus clientes

Los mecanismos de Vodafone

En realidad las tres están conectadas. Porque esos bonus por objetivos se nutren de hacer nuevos clientes. Lo que hace que las promociones y llamadas se multipliquen. En eso Vodafone es cada vez más agresivo en sus formas.

Pero esto tiene una consecuencia que resulta difícil de comprender. Ahora parece que se prefieren nuevos clientes que los viejos ya existentes. Evidentemente esto no es por orden de Vodafone. Es por la necesidad imperiosa en trabajadores de Vodafone de cobrar los bonus.

Vodafone se olvida de los clientes fieles

Pero el colmo de los colmos es lo que le sucedió a un cliente que llevaba más de 15 años fiel a Vodafone. Esa fidelidad no se premia de ninguna manera. Se había terminado la permanencia, las ofertas en vigor y todo. Y no recibió ninguna oferta nueva, sino que se debía amoldar al precio normal.

En cambio, un cliente que se de alta ahora mismo en Vodafone cuenta con inmejorables ventajas. Para que se cobre es plus el operador de Vodafone que gestione el alta nueva. Y mientras patada a aquellos clientes que durante 15 años han pagado el servicio.

El problema de Vodafone con la velocidad

Hemos podido ver como en las últimas horas, la queja sobre la velocidad final del servicio de Internet banda ancha que presta Vodafone es un auténtico boom. Las redes sociales han sido la plataforma indicada por los consumidores para elevar las quejas, de acuerdo al peinado del sitio con la segmentación de los temas.

Allí se puede ver claramente, sobre todo en el ofrecimiento de 300MB de descarga. Un usuario ha dejado expresa su inconformidad, demostrando que a duras penas el servicio le otorga 191KB/Seg. El deterioro de la confiabilidad es tremendo, e incluso se ha llegado a poner en tela de juicio la veracidad de lo ofertado por la cantidad alarmante de quejas.

Vodafone
Un cliente denuncia que Vodafone lleva tres meses con una conexión a internet lamentable

Las respuestas siguen sin ser lo esperado por la comunidad consumidora

Pero lo realmente grave de todo esto es que el prestador del servicio sigue sin hacer las correcciones pertinentes. Vodafone ha incluido en su lista de respuestas acciones derivadas del servicio técnico que siguen sin ser efectivas. Cada día que pasa el crecimiento de este tipo de situaciones es tal, que no hay manera de poder frenar el avance.

Preocupa que la gran carpeta de usuarios del proveedor se termine por ir a la competencia que en este instante está presentando ofertas inigualables. El efecto es muy concreto, quieren y necesitan soluciones inmediatas y para eso la compañía debe atender cada petición. Es inaceptable que para la velocidad contrata estén prestando un servicio de comienzos de siglo.

La necesidad de tener servicios competentes para suplir acciones laborales acrecienta el agravio del tema

No es normal el momento que se vive, la crísis propiciada por la COVID-19 ha desatado varios escenarios, y ha enviado un mensaje contundente. El crecimiento de los trabajos remotos requieren de una conexión estable, veloz y competitiva, temas que como se ha dejado en evidencia no todos están dispuestos a ofrecer.

Además, la temporada escolar aporta su granito de arena, llevando al colapso del servicio en ciertos momentos u horarios definidos. Ya habrá tiempo para analizar si han destinado recursos con tal de solucionarlo, a final de cuentas todo esto hace parte de una planificación absoluta que tiene como medida asumir el mando en temas de tecnología en un país como el nuestro.

Tangana