Alejandro Caamaño, el abonado más joven