Banco Sabadell elimina el obstáculo para la fusión con BBVA

La entidad de Guardiola Romojaro se desprende de un activo problemático y da a las al BBVA para un nuevo acercamiento

Los activos problemáticos del Banco Sabadell han sido vendidos recientemente. Una operación que era uno de los obstáculos mayores que hacían de impedimento a que el banco pudiera fusionarse enteramente con el que era su socio prioritario, el BBVA. Ambos estaban muy interesados en dicha formación.

Hablamos de la cartera Higgs, que aglutina unos 600 millones de euros de activos problemáticos secured. Junto a las recientes ventas de los proyectos Explorer y Aurora, lo que supone un significativo impacto en la morosidad del banco catalán, como apuntaron las informaciones cercanas.

Banco Sabadell vende la cartera Higgs que aglutina unos 600 millones de euros de activos problemáticos

Se muestra como la venta de una cartera con dirección a Lone Star por un precio de 170 millones de euros. Así, con el cierre de la operación, la ratio de mora del Banco Sabadell disminuye hasta el 3,2%, desde el 3,8% anterior, dando alas a bancos como el BBVA para un nuevo acercamiento de fusión.

La venta de la cartera Higgs, cuya negociación adelantaron algunos medios, permite a Banco Sabadell situarse como el segundo banco con menor morosidad de España, por detrás de Bankinter. Esta venta permite además al Sabadell seguir haciendo limpieza de su balance.

Sobre todo ahora que han fracasado las negociaciones de fusión con el BBVA y que el grupo de origen catalán quiere seguir en solitario y con una nueva dirección, liderada por César González-Bueno, que relevará como primer ejecutivo a Jaume Guardiola. Con todo, esto hace de un nuevo primer acceso para la formación como fusión bancaria.

Banco Sabadell BBVA
El BBVA podría acercar nuevas posturas para una fusión con el Banco Sabadell

El BBVA estaría en condiciones ahora de ofrecer 2.000 millones de euros que es lo que el Banco Sabadell pide

Lo que vemos, por otra parte, es que el Banco Sabadell se dirigió a la que había sido la segunda operación de este tipo que cerró el Banco Sabadell el pasado año 2020, después de que hace tan solo unos días firmara la venta de una cartera de créditos dudosos a la gestora Tilden Park por unos 65 millones de euros.

En este sentido, se mostraba como un activo tóxico debido a que la valoración de la entidad catalana baja indudablemente, lo que ponía todavía más en peligro cualquier tipo de negociación con el banco BBVA. De esta forma, en un primer momento este último ofreció 1.000 millones. Pero gracias a este entramado que activa el Banco Sabadell, ahora se acercarían a los más de 2.000 millones que piden los de Guardiola Romojaro.

Zara