Beatriz es muy clara en First Dates al hablar de su cita

Aunque desde el principio la mujer aceptó que no le gustó Juan, decidió quedarse

Los dos comensales de hoy, Beatriz y Juan, tuvieron solo una cosa en común en First Dates, ambos son viudos. La primera en llegar fue la mujer oriunda de Cádiz, quien afirmó que más allá de físico, buscaba un hombre que compartiera sus mismos gustos y aficiones. También que tuviera una visión de la vida un tanto similar a la de ella.

Lo cierto es que al ver a Juan su entusiasmo se apagó a pesar de que dijo no basarse en lo físico. El cordobés comentó que hace 15 años sufrió un infarto, y desde ahí cambió su vida radicalmente. “Tras la operación, me dediqué a viajar para olvidar lo que me había pasado y para olvidar también la separación de mi mujer”.

First Beatriz
La cara de Beatriz demostraba desinterés, y así la mostró durante toda la velada.

Los televidentes de First Dates aplauden la cortesía de Beatriz

Al ver a Juan asomarse por la puerta del restaurante, la gaditana no dudó en comentar. “El señor no me ha gustado, no es mi tipo”. Sin embargo, también decidió quedarse para no parecer descortés. “No voy a dejar al hombre ahí tirado, así que cenaré con él”. Ya en la mesa, Beatriz quiso resaltar su autoestima, asegurando que se cuida mucho en lo físico.

“Yo no me quiero echar flores, pero, por lo que me dicen, la gente no se cree que tenga 73 años. Cuando ven a mi hija y luego me ven a mí, se creen que soy la hermana mayor”. Pasando a otro tema, tuvieron su primer encontronazo. Juan le contó que le gusta viajar, y en los últimos años había estado en Latinoamérica. Fue ahí donde la gaditana criticó al cordobés por no viajar por España y conocerlo bien.

Definitivamente Juan y Beatriz no encontraron nada en común en su cita de First Dates

Como vieron que en los destinos de viaje no tenían nada en común, pasaron a otros pasatiempos, la lectura. Juan reconoció que no le gusta para nada, mientras que Beatriz dice que le encanta. “A mí me gusta mucho leer. Como me guste el libro, me meto de lleno”. Esas cositas iban dañando poco a poco la velada al punto de ver a la gaditana desganada en el resto de la velada.

La cereza en el pastel fue cuando hablaron de que tipo de relación les gustaría tener. Ella dijo que le gustaría una en la que cada uno viviera en su casa y se vieran algunas veces a la semana. Juan determinó que eso no es una relación sino una aventura. En la decisión final estuvieron de acuerdo por fin, pero para sentenciar en que no tendrían una segunda cita.

Otra cita sin éxito en el dating show de Cuatro

Casos como el de Marisol poco pasan en First Dates. Es cierto que se han visto varias citas en donde las personas buscan relaciones abiertas, pero no como lo pretende la mujer casada. Ella le comentó a Sobera que lleva 24 años de matrimonio muy felices, pero entonces las interrogantes se acrecentaban.

Marisol le siguió explicando al presentador que llegó a un acuerdo con su esposo para que cada uno consiguiera una relación por su lado y disfrutaran de cosas nuevas. “Mi idea es abrir la relación pero no sabemos lo que puede pasar” dijo emocionada la sevillana esperando su cita en el dating show.

Una sorpresa desagradable para Marisol en su cita de hoy en First Dates

La sevillana esperaba encontrar un hombre varonil, parado en sus cabales y muy alfa, algo así como el presidente del partido político VOX. “Me encanta Abascal porque es un macho alfa, es mi prototipo de hombre varonil”. Aunque Javier tenía barba similar al del político, resultó que era bisexual.

Sin embargo eso no fue el inconveniente para que estos no tuvieran un primera impresión. Ninguno de los dos sintió la chispa, y ya en la mesa se dieron cuenta que no tenían muchas en común. Aunque si coincidieron en algo, su deseo por tener a un hombre como Abascal.  “Me gustaría un tipo Santiago Abascal, macho ibérico. Típico español” dijo Javier.

La orientación sexual de Javier fue un problema para Marisol en la decisión final de First Dates

Sabemos que los bisexuales tienen gusto por ambos sexos, aunque algunas personas siempre demuestran una inclinación más fuerte hacía uno en concreto. En este caso, Javier estaba más interesado en encontrar un macho que una hembra. O al menos así lo percibió Marisol, que ante las cámaras de First Dates se despachó.

“Cuando digo que me gusta un hombre varonil es porque lo veo solo con mujeres, no con hombres. Me hubiera gustado más masculino, duro, me gusta un tío fuerte, chulo” dijo Marisol. Javier también dejó en claro que no quiere tener una segunda cita con ella. “Los dos somos espectaculares, pero yo estoy en un nivel en el que ya he experimentado lo que estás buscando. Tú aún tienes que saber lo que quieres. Estamos en diferentes tramos del camino” sentenció el madrileño.

Pesadilla cocina