Bernardo aboga por recuperar la confianza de la afición