“Boca es mi vida”

Camina los pasillos del club con 17 títulos oficiales a cuestas que lo consolidan como el jugador más ganador en la historia Azul y Oro y, a pesar que la semana pasada anunció su retiro definitivo del fútbol profesional, la Bombonera sigue siendo su casa. “Boca es mi vida, pase más años acá que en Santa Fe” argumenta Sebastián Battaglia en el complejo Pedro Pmopilio.

El Santafecino, nacido el 8 de noviembre de 1980, a los 32 años dijo basta. Una osteocondritis que tuvo su tobillo a mal traer desde el año 2011 lo obligó a ponerle fin a una carrera que había comenzado en 1998. “Estoy tranquilo con un peso menos que me saqué. Se hacía difícil estar pensando en una recuperación del tobillo que sabía no iba a llegar” explica refiriéndose a como transita los primeros días después del anuncio.

Battaglia respecto a cómo tomó la decisión más difícil de su vida deportiva explicó: “Lo venía masticando hace rato y el cuerpo no daba indicios que estaba bien. Tuve que decidir y hasta acá llegué”.

El futbolista que disputó 313 partidos oficiales con el Xeneize aún desconoce cuál será su futuro dentro de la institución: “Mi función de aquí en adelante no está definida. La idea es seguir ligado al club y calculo que se definirá dentro de poco”. Y agregó: “Mientras tanto vengo todos los días al club, cumplo otra función, pero estando acá la paso bien. Claro que me hubiese gustado retirarme jugando pero es lo que me toca vivir”.

A la hora de hacer un análisis de los momentos más lindos vividos en sus años en Boca comenzó recordando su llegada al club. “Cuándo me anunciaron a los 15 años, que quedaba en Boca fue uno de los momentos más lindos. Me eligieron Jorge Grifa y Oscar Regenhardt, llegue con una mano atrás y otra adelante pero acá en la pensión la gente me trató de maravilla e hizo que uno se sintiera como en casa”.

Otra instancia que considera memorable fue el debut en Primera, cuando el 31 de Mayo de 1998 Boca superó por 4-0 a Gimnasia y Tiro de Salta. “Otro lindo momento fue cuando debuté. Llegó muy rápido, el técnico era García Cambón, creo que no la toqué pero lo disfruté mucho”, explicó con una sonrisa.

Otra instancia, consagratoria para el cinco emblema de la rivera, fue cuando Carlos Bianchi decidió mandarlo a la cancha ante River en los cuartos de final de la Libertadores 2000. “Si hay un partido a elegir es el 3 a 0. Por la instancia, por la vuelta de Martín (Palermo), porque me hicieron el penal. Fue importantísimo para todos los que estuvimos. A mí, en especial, me hizo muy bien por el protagonismo que tuve esa noche”.

Muchos jugadores transitan una carrera sin alcanzar un título. Battaglia es el más ganador en la historia de Boca – logró 17 – y aun parece no tomar dimensión del caso. “Recién ahora voy a empezar a caer. Uno cuando está en actividad no se da cuenta lo difícil que es lograr un título, y ni hablar ir a Japón”. Si bien todos tienen su importancia a la hora de elegir los más recordados dijo: “Uno pondera un título dependiendo su momento personal: si jugó de titular, si tuvo protagonismo o no. Para mí, sin lugar a dudas, las Copas Libertadores y las Intercontinentales son los que más recuerdo. Me quedo con esos”.

En quince años dentro del equipo construyó un idilio muy particular con el público boquense. “Al hincha le voy a estar siempre agradecido del cariño que me brindo durante toda mi carrera”. Pero el santafecino no solo parece ser querido por el pueblo Xeneize, una brillante trayectoria le permitió ganarse el respeto y la admiración de todo el ambiente del fútbol argentino: “En la calle los hinchas de los otros equipos me respetan mucho. De hecho durante todo este tiempo me decían que no bajara los brazos y siga intentando”.

Respecto a la actualidad del Xeneize y cómo ve a sus ex compañeros analizó que “el equipo trata de acomodarse de la mejor manera. Es importante que se recuperen los lesionados que han sido muchos. Pero se pudo pasar el grupo en la Libertadores, en Copa Argentina se superó la fase sin inconvenientes y eso es importante. En el campeonato no se arrancó bien pero será importante levantar”.

Siete títulos locales, cuatro Libertadores, dos Intercontinentales, tres Recopas Sudamericanas y una Copa Sudamericana en su haber lo transformaron en un símbolo del club al que reconoce como parte de su vida. “Boca es mi vida, pase más años acá que en Santa Fe. Además haber vivido todo lo que viví hace que esto sea mi vida”.

Por Jordán Gallicchio 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Quieres compartir la noticia?
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on facebook
Ultimas noticias en Elgodigital
La Juventus incluye jugador en oferta al Villarreal CF por Gerard Moreno
Los regalos de Jazztel ante la imposibilidad de reducir sus tarifas
La pataleta de Ibrahimovic al descubrir el gran pufo de FIFA 21