Bronca apoteósica de Risto Mejide en Todo es Mentira sentencia tertuliano

Tremendo momento que ha hecho exaltar el valor del programa y el peso de su conductor

Risto Mejide no ha podido pasar desapercibido en la última entrega del popular programa Todo es mentira, allí ha soltado una bronca de escándalo que ha repercutido en el tiempo. Al parecer, un hecho tras una intervención de un panelista le ha sacado su peor versión al tratar de conducir de la mejor manera el espacio.

Y es que como es sabido, en su bloque de intervenidos están algunos entrevistados de vital importancia. En aquella emisión se notó que sus colaboradores no le dejaban hablar y su respuesta ha sido explotar en pleno programa. Con un tono de voz fuerte ha dicho lo siguiente “Dejad de hablar mientras estoy hablando, por favor“. Palabras que han sido tomadas como un llamado de atención.

Zapeando
Todo es Mentira de Risto Mejide termina lejos del resto de programas

La bronca ha sido total, Risto Mejide marcó distancia sobre lo que quiere y lo que busca el programa

Todo es mentira se caracteriza por su dinamismo y frescura. Cada panelista tiene sus puntos de vista, pero es claro que el orden no es un tema que le esté dando tanta solvencia. Lo de Risto Mejide fue solo una reacción, y aunque minutos más tardes trató de soltar otra faceta, parece que ya era tarde.

Ha dicho que es complejo mantener una entrevista, y lo es mucho más si todos hablan al tiempo. Luego de la bronca ha dicho que su labor es comunicar y no faltar a las reglas básicas de esa acción. Un mal momento que ha quedado ahí, y que parece sentencia a todo el que intente dañar la frescura del mismo.

Antonio Castelo ha decidido apartarse de la dinámica apelando estar impedido

Con todo esto, no era extraño que se vieran heridas las susceptibilidades. En un momento donde se le ha preguntado a Antonio Castelo algo, ha dicho que no puede hablar, esto como respuesta a la reacción de Risto Mejide. A semejante problema ha terminado diciendo el conductor que evidentemente puede tomar vocería, pero solo en el momento que se le otorgue su espacio.

Un tema polémico que parece no haber trascendido más allá de lo habitual. El programa sigue su orden natural y la respuesta de la gente sigue estando en el punto más alto. La invitación final ha ido por el lado de mantener el orden estas navidades, para el año que viene celebrar por partida doble. No se lo pierdan.

Melyssa Supervivientes