Brutales cambios en nuevo Citroen C4 2020 (novedades)

El vehículo ha llamado la atención por su nuevo concepto futurista

La famosa marca francesa Citroen ha dado un paso fundamental para dar a conocer el que será el nuevo Citroen C4. Una renovación importante hacia un concepto mucho más futurista, que pretende, ante todo, acercarse a lo que serán los próximos prototipos de vehículos, cuanto menos llamativos y sorprendentes.

Tal es el cambio que experimentará el Citroen C4 que el coche podría llegar a perder, inclusive, su nombre. Un hecho que dejó ver la CEO de Citroen, Linda Jackson, que ha anunciado que el C4 será la versión a seguir para la nueva línea de compactos que han desarrollado para el segmento “C”, el cual buscará dar un auténtico golpe sobre la mesa.

Concepto Citroën C4

El nuevo Citroen C4 será en motor de gasolina, diésel y se habla de una posibilidad -no confirmada- de un modelo totalmente eléctrico. El Citroen tomará prestadas las plataformas CMP de Peugeot, y todo apunta a que los nuevos motores serán de la gran élite de Peugeot, con los que ya triunfó modelos como el Peugeot 508.

Tal es el cambio que se espera en el nuevo modelo del segmento C de Citroën que desde la empresa han asegurado que el cambio podría no gustar a todos dado que tendrá un diseño revolucionario que irá desde una carrocería más elevada (más cercana a un crossover) hasta unas ruedas que aumentaran considerablemente de tamaño.

Si nos adentramos de forma más profunda en sus motores del Citroën C4, se espera que ofrezca motores de gasolina 1.2 PureTech de 3 cilindros y hasta 130 CV y bloques diésel 1.5 BlueHDI que también llegarán hasta los 130 CV, algo habitual en la gama SUV de la marca francesa.

Concepto Citroën C4

En cuanto a la carrocería, no hay que descartar que salgan a la venta más versiones que la de cinco puertas, aunque aún no se sabe nada al respecto, al igual que en sus prestaciones interiores aunque es posible que se incluya una batería de mayor capacidad que la de 50 kWh, ofreciendo así una mayor autonomía.

Fernando Alonso Alpine