Carlos Sainz a tiro de podium en el GP de Bahrein con su Ferrari

La primera jornada de entrenamientos de la Fórmula 1 ha dejado una de cal y otra de arena para los pilotos españoles

Carlos Sainz ha tenido un sobresaliente arranque con el coche rojo y se elevó hasta la cuarta posición, un resultado ilusionante para Ferrari después de un 2020 para olvidar. El madrileño le ganó la primera escaramuza a su compañero Charles Leclerc, que solo pudo ser duodécimo. Hamilton busca su octavo Mundial de F1 con Sainz y Alonso al acecho.

Por su parte, Fernando Alonso rodó todo el día lejos de las primeras posiciones y finalizó decimoquinto, cuatro puestos por detrás del otro piloto de Alpine, Esteban Ocon. En su estreno con nueva denominación, el equipo francés no logró meterse en el ‘Top 10’, donde sí vivió habitualmente la temporada pasada.

Verstappen toma la delantera

Max Verstappen extendió las buenas sensaciones de Red Bull en la pretemporada y reafirmando que el equipo austriaco está presto para plantar cara a Mercedes, incontestable dominador de la F1 desde hace ya ocho años. En cualquier caso, la igualdad fue la nota predominante en esta primera toma de contacto y los 15 primeros clasificados quedaron agrupados en menos de un segundo, con Verstappen deteniendo el reloj en 1:30.847.

A menos de una décima del neerlandés finalizó Lando Norris (McLaren), segundo clasificado, y su equipo confirmó un esperanzador arranque con la sexta posición de Daniel Ricciardo, que debutaba oficialmente con el monoplaza color papaya. Cerró el podio de esta jornada inicial el vigente campeón Lewis Hamilton (Mercedes), que perdió dos décimas con Verstappen, mientras que su compañero de equipo, Valtteri Bottas, se apropió de la quinta posición.

Alonso Bahrein