Confesión de Sevda en Tierra amarga deja sin palabras a Ümit

Reconciliación en la serie de Antena 3 después de destapar toda la verdad sobre su pasado

Tierra amarga prosigue con sus nuevos episodios semanales, teniendo a Ümit y a Sevda como las principales protagonistas de lo sucedido. Después de que Sevda confesara a la joven que se trataba de una hija que abandonó cuando era bebé, algo que la dejó realmente sorprendida.

Esta serie de Antena 3 cuenta con una trama basada en dos personajes principales, Zuleyha y Yilmaz, quienes sueñan con casarse. Algo que no podrá realizarse tan fácilmente puesto que sus vidas se transformará en una pesadilla cuando Yilmaz mata a un delincuente intentado salvar a Zuleyha.

Züleyha en Tierra amarga

Matrimonio inesperado en el nuevo capítulo de Antena 3 tras jurar amor eterno frente al juez

Además de la confesión inesperada de Sevda frente a Ümit, Tierra Amarga vivirá otros momentos que dejarán a la audiencia sorprendida. Entre los más destacados se encuentra el matrimonio entre Fadik y Rasit. Quienes, hartos de esperar, se dirigen a un juez para jurar amor eterno.

Seguidamente, los ya marido y mujer, vuelven a regresar a la hacienda de los Yaman, para contar a todos los presentes la situación actual. Es por ello que Züleyha les felicita alegrada por lo sucedido, mientras pide a Gülten un festejo especial para llevar a cabo por la noche, por el nuevo matrimonio.

Una felicidad que no durará mucho tiempo ya que a los recién casados les lloverá problemas

Todos serán risas y festejos durante la noche de celebración por el nuevo matrimonio, hasta que una nueva cara se acerca a la fiesta para dejar a todos atónitos. Se trata de una mujer que dice ser la actual mujer de Rasit, con el que además tiene un hijo en común, que lleva del brazo.

Ante la presión que siente en ese momento, Rasit se acaba escapando del lugar, tras no saber cómo reaccionar. Aunque Demir enfadado sale corriendo tras él hasta que consigue alcanzarlo. Mientras pasa todo ello, Fadik se encuentra llorando de forma desconsolada ante el gran shock. 

Greta La que se avecina