El Real Zaragoza tramita el regreso de Burgui a coste cero

Al menos desde el punto de vista contractual las cosas vienen acomodándose para los maños

Burgui está pasando un momento complejo en su estadía dentro del Alavés, en el equipo catalán no ha podido tener continuidad, y ha sido limitado a la entrada en acción durante unos pocos minutos en el último tiempo. Su figura se está desvaneciendo y él dentro de su sabiduría profesional ha dicho que es un buen momento para pensarse una salida. Real Zaragoza una de sus mejores opciones, por motivos más que evidentes.

Su pasado en la escuadra maña le dan o le permiten tener todas las garantías de paso. Allí cumplió una labor especial y siempre rindió al nivel que se esperaba. Quizás por ese motivo es que se haya animado, más allá que esta sea una decisión que no le corresponda aún. Su agente se encuentra peinando el mercado en busca de oportunidades, y más ahora que se sabe a partir de junio queda absolutamente libre.

Burgui
Burgui en uno de sus partidos dentro del Sporting de Gijón

Más allá del cambio de roles, Burgui sigue considerando una mejor opción la del Zaragoza

En las últimas semanas ha sentido respaldo por parte del nuevo cuerpo técnico encabezado por Abelardo. Sabe que el estratega tiene una tendencia mayor por sentir apego al control con jugadores de su calibre, a diferencia de Machín. El haber llegado tarde a la disciplina le ha facilitado su salida de las convocatorias y de la acción recurrente, y ha entendido que todo parte de la confianza.

El fin de semana ha podido ver maniobra, ha entrado en la dinámica del grupo y ha entendido que con trabajo todo lo puede lograr. Pero es tarde y los objetivos personales los tiene encima. En Alavés las obligaciones no dan tiempo a nada y sabe que más de lo que está recibiendo probablemente no vaya a recibir. Un llamado de atención para quién maneja su futuro por dejarse ver tentado antes otras posibilidades.

La terminación de contrato le facilitan el trabajo al Real Zaragoza

En menos de 4 meses estará libre y listo para firmar su nuevo contrato. Burgui entiende que así se manejan las cosas y Zaragoza es de los pocos que le ha manifestado interés. Él por su parte considera justo, y viendo el desempeño del equipo esta temporada cree poder realizar su aporte para conseguir el objetivo primario que es el ascenso.

Sin embargo, esperará hasta el final, pues no ha ocultado que su deseo es regresar algún día al Sporting de Gijón. En sus proyecciones está ese hecho, y buscará por todas las vías posibles acomodarse para tener acción en un club que en su momento le brindó todo. Pero será hasta que desde allí demuestren interés, por lo pronto Zaragoza tiene todas las de ganar y así lo iremos siguiendo.

Zaragoza JIM