Emoción máxima en Pasapalabra tras el duelo más intenso de la historia

Los concursantes volvieron a dejarnos uno de los duelos más vibrantes en busca de los 328.000 euros

Nacho y Pablo han vuelto a ser los protagonistas de una ronda final de Pasapalabra, El Rosco, que ha hecho las delicias tanto de los espectadores como del propio presentador, Roberto Leal, el cual ha mostrado su nerviosisimo dado que hasta el último momento ambos tenían la oportunidad de hacerse con el bote.

Es así que los que estábamos en casa disfrutamos con un nuevo duelo vibrante entre Pablo y Nacho que mantuvo el desconcierto de quién podría ganar esta vez, sobre todo porque, tras observar en que los últimos enfrentamientos Pablo estaba más fuerte, Nacho consiguió doblar sus opciones.

Pasapalabra
Pablo y Nacho nos dieron la emoción servida en Pasapalabra

Nacho cambió su estrategia para intentar un asalto a un bote cada vez más cercano

Tanto, que quiso arriesgar como suele y se encaminó directo para intentar hacerse con el premio final que otorgaba la prueba de El Rosco, esta vez con un acumulativo de 328.000 euros, que, lo cierto es que podrían haberse dio para cualquier concursante dado el nivel y habilidades de ambos. Así, vimos a un Nacho entregado con el que acertó nueve de una atacada.

Así, Pablo sabía que su rival iba a por todas, por lo que no quiso perder la oportunidad y se aferró a su nicel de siempre, con el que ya estuvo a un paso de ganar el premio final en repetidas ocasiones, pero que por falta de suerte nunca pudo conseguir por alzarse con el premio. Por tanto, Nacho siguió su curso y volvió a atacar.

Lo hizo con una primera vuelta solvente en la que, realmente, ya observávamos que el duelo entre los dos estaba servido. Es ahí cuando Nacho, que se encontraba a tres aciertos de los 328.000 euros optó por cambiar su estrategia en función de lo que hiciera Pablo, el cual se mantenía más corto.

Pablo y Nacho
Los concursantes se quedarona tres del premio

Un tramo final lleno de intriga

Aún así, Pablo puso una marcha más y encaminó hasta las 20 preguntas correctas, con sendas de un mismo golpe, por lo que nos mostró, de nuevo, que viviríamos un tramo final lleno de emoción e intriga, también por parte de Nacho, que, pese a las primeras impresiones, cabía la posibilidad de que su rival llegara antes al premio.

El momento del empate a 22 aciertos y tres por responder fue uno d elos más intensos, debido a que ambos tenían la oportunidad de poder arriesgar y que esto saliera bien. Con todo, Pablo poco a poco le fue dejando el terreno libre dado que no quiso fallar y dejó sin responder las que quedaban, a lo que la reacción de Nacho fue imitar a su rival, obteniendo un empate entre ambos y continuando en la siguiente edición.

Susana First Dates