Algunos casos han necesitado mucho más que poder de convicción para ser orientados al hecho que buscan desde arriba

En el Real Madrid se viene hablando extendidamente sobre algunos temas en concreto, y el que más se roba la atención es el de los fichajes, y las salidas de verano. Este último es por lejos en la agenda de la presidencia, el que primero va, ya que los nombres que compone y sus delicadas situaciones lo están determinando de esa manera.

Gareth Bale es el más complejo, y como era de esperarse, ni él, ni su representante van a dar por sentado algún tipo de acuerdo. Situación bien distinta a la que cumple James Rodríguez, el más riguroso caso en esto. El colombiano ha decidido arreglar de manera tranquila su desvinculación, y de hecho ya se habla de dos chances, la de la Premier League, y una remota en España con el Atlético de Madrid.

Florentino Pérez
Presidente del Real Madrid señalando en pleno acto oficial

La decisión del cafetero tiene que ver con la difícil situación brindada por el club y su sueño como profesional

James ya ha cumplido 29 años, y pese a ser un jugador que todavía tiene un margen amplio de mejora, su rendimiento se vio directamente afectado por la falta de minutos al que fue sometido. Quiere jugar la Copa América y el mundial del 2022 con Colombia, y si lo quiere cumplir es evidente que debe buscarse un nuevo hogar.

Mariano Díaz es el que sigue, sin chances en la plantilla principal y con activos de mucho peso delante suyo. Él no se quiere marchar, pero parece haber entendido que sus chances son casi nulas, así que lo mejor ha de ser buscar un horizonte. Lucas Vázquez ha dejado de ser un protegido, y ya ni en punta ni de lateral parece va a contar más. Está fuera y el jugador gallego ya lo ha entendido. Su contrato acaba el año que viene y junto a Borja Mayoral y Jesús Vallejo será comercializado al mejor postor.

El mercado de los cedidos también tiene su espacio

La lista de cedidos es extensa, y dista mucho de lo que hasta el momento se conoce como margen de planificación activa. El club necesita ubicarlos y así están las cosas. Kubo, Odegaard y Reinier seguirán siendo merengues, y se les busca sitio. Dos de ellos vana pasar pre temporada en Madrid, pero con los cupos de extra comunitarios cubiertos su paso parece ser cuestión de tiempo.

Take Kubo
Takefusa Kubo, es de los jugadores más brillantes en el Mallorca

Jorge de Frutos y Alberto Soro esperan un llamado que pague por ellos entre 5 y 10 kilos. Mientras que Reguilón vale entre 30 y 40 millones. Sevilla planea pagarlos, pero mientras tanto extender su cesión parece ser la vía más indicada. Ceballos seguirá un año más en Arsenal, Óscar Rodríguez viene trabajando en su futuro, y Brahim que pasa por una situación similar ahora es un elemento de conservación. Todos aceptan sus chances, y todos están a la expectativa. Veremos.

Síguenos en Google News