Infortunio con Galarreta cambia relaciones del Athletic con Osasuna

Cuando las aguas bajaban más tranquilas se pueden volver a revolver

Osasuna respiraba aliviado al ver las informaciones que apuntaban a que el Athletic estaba listo a fichar a Galarreta. Se había apagado el interés por un Jon Moncayola que ha bajado algo el nivel esta temporada una vez renovó por 10 años con el conjunto rojillo. Su cláusula de 22 millones ya no parece tanta losa.

Galarreta estaba en el mejor momento de su carrera. Las lesiones de larga duración, que ha había padecidohasta 3, le habían convertido en un futbolista mentalmente indestructible. Y con ese nivel mental, afloró el fútbol que siempre llevó dentro. Todo apuntaba a volver a casa, pero una nueva piedra en el camino lo cambia todo.

Galarreta lesión
Galarreta era uno de los objetivos del Athletic

Galarreta lo tenía apalabrado con el Athletic

Pero centrémonos en el Athletic. Por todos es sabido el problema que tiene Marcelino en la sala de máquinas. Físicamente Dani García y Mikel Vesga lo son todo. Están en un gran momento y para robar y salir rápido en transición son muy válidos. Pero si quieres crecer necesitas otra cosa.

Seguramente solo haya 3 jugadores de plenas garantías en el llamado mercado del Athletic. Ander Herrera, Moncayola y el citado Galarreta. Hay 3 de garantías, sí tenemos en cuenta que los Mikel Merino y Zubimendi no van a salir de la Real Sociedad y que Unai López ha tenido sus oportunidades y no ha logrado explotar.

Jon Moncayola vuelve a escena

Con Ander Herrera complicado por su elevado salario y sus escarceos políticos y Jon Moncayola recién renovado con Osasuna, daba la sensación de que el próximo objetivo del Athletic tenía que ser, sí o sí, Galarreta. Fichar a Galarreta no parecía muy complicado, con el Mallorca con riesgo de descenso y con un Athletic pletórico.

Pero la lesión, que es la cuarta de rodilla para Galarreta, debe cambiar la postura del Athletic. Ficharlo tras cuatro operaciones difíciles conlleva un riesgo que seguramente no compense. Al menos en este momento. De ahí que Osasuna vuelva a temer por la cláusula de Moncayola, que asciende a los 22 millones de euros. Lo que es evidente es que urge reforzar el centro del campo.

athletic uriarte