La entidad bancaria ha vuelto a sufrir un riesgo con sus clientes debido a la suplantación de servicios de internet por parte de ciberdelincuentes

Si bien es cierto que la tecnología evoluciona para hacernos la vida un poco más fácil, fácil, el uso de ésta también hace asiduamente que nos covirtamos en un blanco fácil para muchos usuarios que intentar pescar de ella a través de una utilización fraudulenta, como vemos con el Banco Santander.

Hablamos del phishing, que es la suplantación de servicios de internet por parte de los ciberdelincuentes, por lo que ya a quí nos mostramos con uno de esos grandes riesgosa tener en cuenta. Sin embargo, lamentablemente, existen personas, bandas y mafias en general que intentan engañarnos mientras navegamos por Internet.

Banco Santander
Nuevos casos de phising con suplantación del Banco Santander

La mayoría de casos de phising se distribuyen desde el correo electrónico

Y todo para llevar a cabo distintas acciones maliciosas. Entre los grandes casos aparecidos recientemente, vemos numerosos numerosos ejemplos detectados, desde casos de suplantación de identidad de bancos y cajas hasta servicios públicos como el de Correos o incluso phishing dirigido a vendedores a través de Amazon.

En cualquier caso, se trata de una tendencia al alza por lo que tenemos que estar alerta. Esta práctica fraudulenta se apoya en la ingeniería social y está muy extendida. En ocasiones el phishing también se usa para infectar los dispositivos con algún tipo de malware, también conocidos popularmente como programas maliciosos.

La mayoría de casos de phishing se distribuyen a través del correo electrónico ya que los ciberdelincuentes cuentan con un gran número de direcciones de email. Aquí vemos como los delincuentes utilizan un email con un asunto y tema bastante común como es el del bloqueo de nuestra cuenta bancaria.

Banco Santander
Un fraude que tiene como principal vía los correos electrónicos del Banco Santander

Los puntos a considerar que se trata de una acción fraudulenta

Lo que les resulta relativamente sencillo utilizar este medio para difundir sus ataques de phishing. Es entonces cuando nos mantienen al tanto para mencionar al Banco Santander como origen de este mensaje. Porque, además del remitente que no se corresponde con la entidad bancaria suplantada, también vemos que la redacción del mensaje se hace ver muy extraña.

Otro punto a destacar es que esta operación que nos quieren realizar nos hancen dirigirnos hacia una dirección acortada y de la que siempre se recomienda no clicar. A partir de ahí se encuentra la trampa, donde nos direcciona a un blog que tiene la finalidad de robos de credenciales y tarjetas de crédito.