Intenso subidón en First Dates enciende a Jorge y Paula

Chispas, pasión, locura, desenfreno y mucha lujuria se vivió en la cita de hoy

Desde el principio hasta el final de la cita solo se habló de una cosa, sexo, y es que el encuentro de hoy entre Jorge y Paula fue uno de los más candentes en la historia de First Dates. La cordobesa fue la primera en llegar y presentarse. “Me gusta el número cuatro y me gustaría tener cuatro hijos, me gusta echar cuatro polvos al día o masturbarme cuatro veces al día si no hago el acto sexual” exclamó con deseo la comensal.

Sobera quiso saber un poco más de la interesante mujer, y preguntó sobre su actual situación amorosa. “Ha sido regular porque los chicos con los que he dado no han sido compatibles conmigo, estoy buscando a alguien que me llene en todos los sentidos”. Para el presentador fue más que claro lo que viene a buscar la fogosa chica.

Jorge Paula First Dates
Paula admitió que lleva una vida sexualmente activa, y que su próxima pareja debe complacerla mínimo 5 veces al día.

Jorge es el elegido para cumplir los deseos de Paula en First Dates

Como si se tratara de un evento del destino, el extremeño resultó igual o más caliente que su cita. “Soy un chaval caliente, con buena vibra, que va a por todas. Busco a una mujer que me respete, que me dé la tranquilidad que quiero y, sobre todo, que sea tan caliente como yo en la cama” declaró Jorge. La primera impresión fue positiva para ambos, algo que fue importante para empezar a sacar chispas de amor en la mesa.

El tema de entrada fue sexo y más sexo. La chica dejó en claro que viene buscando un hombre activamente sexual, a lo que el comensal respondió. En la cama soy un toro, al día lo puedo llegar a hacer dos o tres veces…”. La cordobesa se quedó pensativa y le contestó: “Está bien, aunque mi mínimo es cuatro o cinco veces”. Acto seguido los dos se levantaron de la mesa para bailar, y pasó lo que tenía que pasar, se besaron.

Por poco y el postre privado termina en algo más entre Jorge y Paula, sin duda un mar de lujuria y descontrol en First Dates

Como era de esperarse, ambos comensales pasaron al privado para seguir su sesión de muestras amorosas que por poco pasan a algo más escandaloso. “Estoy más caliente que las fiestas de mi pueblo. El toro extremeño está gustando” desveló Jorge. Mientras tanto la chica confesó, “el bulto estaba no muy pronunciado… pero estaba pronunciadito. No estaba pronunciado del todo… pero se pronunciaba”.

Las palabras sobraron a la hora de su decisión final, sin embargo la chica reconoció “a mí me encantaría echarlo en la cama, untarlo de macarrones con su salsa de tomate y chuparlo desde el dedo gordo del pie, hasta el último pelo de la cabeza, lo chuparía”. El chico que también era una hoguera, fue arrastrado del restaurante por la mujer, mientras le decía, “Vámonos al hotel que ya no aguanto”.

Isla Tentaciones parejas