Lloriqueos de Manuel en First dates antes de conocer a Eli

El despistado chico dio de que hablar al principio de la cita

La incomoda situación que pasaron Manuel y Eli al principio de su cita en First Dates, es el fiel ejemplo de que el amor a primera vista es relativo o como algunos creen, no existe. La granadina fue la primera en llegar y en su presentación dejó a todos boquiabiertos con sus tatuajes, los que Sobera calificó como Vintage.

Luego llegó el sevillano, quien se presentó como un hombre “muy marchoso” y en busca de una relación netamente seria. El chico resultó ser bastante distraído, pues cuando vio por primera vez a Eli, pensó que ella tenía una cita con otra persona. “¿Tú también vienes a buscar a alguien?” dijo él, pero ella no lo podía creer. “¿Es en serio?”

first dates Eli
Eli cautivó a Manuel por su personalidad y no por su físico.

Eli cautivó con su personalidad a Manuel y no con el físico como muchos lo hacen en First Dates

Ante la confusión del chico, Sobera tuvo que intervenir para aclarar la situación. “Eli es tu cita y la mujer de tu vida, ya verás”. Ante las cámaras, el sevillano confesó que la chica no tenía el físico que esperaba, pero cuando empezaron a charlar, la situación cambió y empezó a gustarle muchas cosas de ella. Una de ellas, fue la sinceridad con la que ambos hablaron.

Manuel le confesó a ella que trabaja como gogó y stripper, a lo que ella no se guardó nada y le exclamó “eso a mí no me gusta, es patético”. Pero las cosas volvieron a la normalidad porque él dijo que ya no estaba en ese mundo. Luego de eso, el comensal le contó que quiere ser actor y hacer una carrera exitosa, a lo que ella le animó.

En algún punto de la velada en First Dates, la cita se empezó a tambalear

No todo fue color de rosa entre Eli y Manuel, ya que cuando hablaron de sexo tenían puntos muy diferentes. El sevillano se quejó de su última pareja, ya que solo lo hacían 3 veces a la semana. Mientras que la granadina confesó que no le gusta hacerlo tan seguido y muchas veces. No obstante cuando hablaron de relaciones y fidelidad, ambos se dieron cuenta que tienen valores parecidos.

Pese al traspié en el tema sexual, ambos accedieron a tener una segunda cita, ya que se dieron cuenta que tiene muchas cosas en común. Manuel sentenció que no le importaría viajar hasta Granada para seguir conociendo a Eli. Mientras que ella también aceptó que lo pasó muy bien y que también quiere seguir conociendo la curiosa personalidad del sevillano.

Mientras que la cita de Manuel y Eli tuvo éxito en First Dates, la de Fermín y Marián no mucho

Con el optimismo en alto y la fe presente, Fermín acudió a First Dates para encontrar por primera vez en 60 años el amor. El irundarra reconoció que aunque ha tenido relaciones a lo largo de su vida, nunca ha sentido el amor verdadero, o al menos ese que sienten las personas cuando se enamoran.

Por otra lado estaba Marián, una mujer divorciada hace 5 años, de un matrimonio de 30. La esteticista de profesión fue clara, “Me gustaría encontrar una persona afín a mí. Simpático“. Lo cierto es que es que entre ambos hubo atracción física inicial y la velada prometía un final feliz.

Fermín confundió su cita de First Dates con un consultorio médico

El mismo comensal se encargó de arruinar la cita y lo hizo de la manera más imprudente. Fermín pensó que estaba en un consultorio médico, y que Marián era la doctora. “Soy pensionista. Dejé de trabajar a los 55 años. Me dieron una invalidez absoluta por un problema en la planta de los pies. No las siento. Durante el día siento molestias, pero estoy acostumbrado” comentaba el irundarra.

Pero ahí no paraba la cosa, ya que se seguía comentando sus problemas de salud. “Tengo también falta de estabilidad. Me pongo de pie, cierro los ojos y me inclino hacia la izquierda. No es una falta de riego de sangre. Empecé a perder el sistema nervioso. Las puntas de los dedos, las yemas, ya las noto….lo llevo bien pero me tengo que cuidar”. La cara de Marián era una mezcla de decepción y aburrición.

Marián fue contundente y contó el porqué de su negativa en la decisión final de First Dates

“Yo me he pasado muchos años cuidando de mis padres y ahora no quiero tener que cuidar a nadie. Quiero disfrutar la vida hasta cuando pueda” comentó la santanderina que luego lanzó otro apunte. “No puedes ir contando los achaques… se cuentan cuando ya tienes una segunda cita”. La cosa no mejoró mucho en el postre, donde hablaron de sexo.

“Para mí el sexo no es primordial. Surgirá o no surgirá” dijo Fermín y daba por sentado que la cita no tenía salvación. Sin embargo, pecó de optimista y agregó. “Me gustaría conocerla un poco más porque he visto que es una chica espectacular y creo que congeniamos”. Marián fue algo generosa en su decisión. “Una segunda cita en plan de pareja… la verdad es que no. No ha habido ese feeling completo para tener una segunda cita”.

Eileen first dates