Los rojiblancos no logran aprovechar los tropiezos del Deportivo y el Recreativo