Presidenta del Banco Santander ataca el bitcoin

Ana Botín solicita cooperación internacional para competir en las mismas condiciones

La presidenta del Banco Santander ha vuelto a quejarse públicamente sobre el avance del bitcoin y toda la digitalización de las finanzas. Según Ana Botín las llamadas Fintech, están comenzando a actuar como si fueran bancos pero sin las limitaciones de los propios bancos. Y exige igualdad de condiciones.

Aunque Ana Botín ve con buenos ojos todo el avance de la tecnología, cree que es hora de poner cerco antes de que se convierta en un enemigo de verdad. Habla de los bancos en general, pero es evidente que lo único en lo que piensa la máxima responsable del Santander es en el trozo de pastel que ellos mismos están perdiendo.

Santander bitcoin
Ana Botín, presidenta del Banco Santander

El Banco Santander prepara su defensa contra el bitcoin

“La banca internacional está compitiendo contra las innovaciones de las fintech de manos atadas y no es justo”, replica la presidenta del Banco Santander. Lo ha hecho durante su intervención en una teleconferencia del Foro Económico Mundial. No obstante, para Ana Botín, la digitalización de las finanzas es una gran oportunidad para que el sistema crezca.

La presidenta del Banco Santander plantea tres desafíos para poder luchar de igual a igual con el bitcoin. El manejo de datos de los usuarios, el acceso a los sistemas de información y la innovación. La clave sobre todo es la información. Hace falta que todos sean igual de transparentes.

Ana Botín solo busca allanar el terreno

«Si se les solicita a los bancos que compitan con las manos atadas detrás de la espalda, eso no es justo. Si se nos pide que compartamos nuestra información, entonces a otros también deben solicitárseles que compartan información porque los datos son fundamentales en la economía digital”, se queja Botín.

Pero cuando la presidenta del Banco Santander habla de igualar las condiciones, no pide que se den más ventajas a los bancos. Sino que la regulación del bitcoin y demás criptomonedas, se haga en la misma línea que a los bancos. Es decir, que tengan que cumplir las mismas normas.

espías Marruecos