Revolución mundial de Hyundai hace realidad los coches voladores

Una proyección que ya tiene fechas destinadas, aliados estratégicos y tecnologías

Hyundai es el productor de vehículos más grande en la actualidad de Corea del sur. La marca oriental vende miles de productos en diferentes mercados, llegando a ser una de las principales en el planeta, y alcanzando un estatus solventado por la calidad implementada. Pues bien, hoy ha destapado una de sus cartas más ambiciosas, la de los autos voladores y así lo ha mostrado.

Es un proyecto que tiene como fecha límite de entrega una década, y están siendo desarrollados para albergar la misma capacidad de carga que los convencionales, entre 5 y 6 ocupantes. Se habla de un auto urbano, aunque en la presentación de la feria de tecnología CES de Las Vegas, se ha mostrado una versión más amplia destinada a los viajes interciudadanos.

Auto volador creado por Hyundai
Auto volador creado por Hyundai tiene opciones de salir al mercado para el 2023

Un nuevo concepto que promete cambiar la forma de ver el mercado a la gente

Jaiwon Shin, encargado de la unidad de movilidad urbana aérea, ha dicho que las intensiones estaban lanzadas a darse en 2028, aunque su vínculo con Uber habría hecho recortar los tiempos. Un mensaje claro y evidente para todo aquel que busca una solución al pesado tráfico, que suele ser una de las grandes molestias de una comunidad atascada por el mismo auge de las tendencias de movilidad.

Incluso, existe un estudio que afirma que en el año 2040, las ganancias por venta directa de estos modelos estarían sobre los 2,9 billones de dólares, palabras mayúsculas en este contexto. Pero es justamente el vínculo con Uber el que ha hecho estallar a los creadores para intentar tener lo más pronto posible el tema en auge.

Nuevos vínculos y proyecciones tiran por lo alto el asunto

Se habla de la producción a escala más concreta, es decir, no de vehículos de prueba ni prototipos. Esto es un avance significativo, que de hecho ha superado expectativas con la inclusión de nuevos protagonistas. Uber se ha permitido usar sus influencias para llevarse de su lado dos Space Act Agreement (SAA) de la NASA.

La idea era investigar temas relacionados al tránsito aéreo, de manera que al momento de potenciar el efecto del mismo, las personas tengan mayor claridad en su uso. Todo va acorde a las gestiones calculadas, y el mundo podría empezar a beneficiarse de temas que la ciencia ficción trajo hace ya un tiempo considerable a la realidad humana.

Rust egoland