Ridículo histórico en la Resistencia con descuido imperdonable de Melendi

El artista asturiano confesó la razón por la cual visitó las tablas del teatro Arlequín

El cantautor y compositor asturiano Melendi, visitó el plató de La Resistencia por primera vez y narró la razón por la cual lo hizo. Pero antes, David Broncano hizo la presentación del artista así. Hace unos meses me llegó por distintos medios que Melendi quería mi teléfono, Nos cruzamos las llamadas y cuando lo volví a intentar al día siguiente me salía que el teléfono no existí” dijo el presentador con algo de risas.

En ese momento aparecía el cantante agradeciendo por la invitación, pero también contando su versión de la historia. “La discográfica me pidió que hiciera mucha promo de la nueva gira y a mí ya no me apetecía, pero me dijeron que me lo convalidaban todo si venía a La Resistencia, así que me volví loco para buscar el teléfono de Broncano. Y después de intentar llamarnos mi teléfono se murió. Pero después conseguimos poner fecha para venir y yo este año ni Hormiguero ni nada, aquí a full”. Sentenció Melendi.

Melendi resistencia
Grison salvó la noche ante el monumental error del artista asturiano.

El insólito momento que pasó Melendi en La Resistencia

Charlando un poco sobre su vida musical, el artista comentó que ha sido una trayectoria fantástica la que ha tenido a lo largo de su discografía. Luego habló sobre sus últimos trabajos y del sencillo que compuso para el piloto de Fórmula 1, Fernando Alonso. Melendi se levantó de su asiento y con su guitarra se situó en la mitad del escenario acompañado de Grison.

El artista empezó interpretando la canción así. Invisible a los sentidos, nació del anonimato, sólo con tirar de un hilo, que Twitter dejó colgando, yo no pretendo entenderlo, tampoco pienso juzgarlo…” actos seguido, el cantautor asturiano empezó a dudar de la letra y dejó pasar un silencio incomodo que llenó con “No me acuerdo de qué estoy cantando”. Por obvias razones, el teatro se cayó de las risas.

Grison salvó la presentación de Melendi en La Resistencia

Cuando todo el teatro y el propio David Broncano se descocían de la risa, Melendi quería que la tierra se lo tragara. Sin embargo disimuló su malestar con algunas risas nerviosas y sacando pecho de su acto que divirtió a todos. Grison que veía la situación como una metida de pata monumental, salvó la noche y de paso el pellejo del artista.

Con su guitarra en mano, Grison se armó de valor y entonó un solo magistral que rápidamente fue borrando las risas burlescas de todos y convirtiéndolas en caras de expectación y asombro. Finalmente el público entendió que todos somos humanos y que los errores van y vienen. Esperamos que la situación no se repita en un concierto.

Aitana relaciones tóxicas