Rocio Carrasco documental la mala vida con Antonio David y su hija

La hija de la tonadillera protagoniza el documental que está destinado a ser protagonista de todos los programas rosas de la televisión en loas próximas semanas

La famosa Rocío Carrasco ha contado por primera vez por qué decide suicidarse y cuándo. Es muy importante tener en cuenta la fecha en la que la hija de Rocío Jurado decide quitarse la vida y así lo ha contado ella: “El cinco de agosto de ese año. Es un suceso en mi vida que yo no hubiese verbalizado jamás si no hubiese sido porque sé que se ha puesto en conocimientos de medios de comunicación, lo que pasa que esos medios no lo han hecho público. Sé que tarde o temprano si no lo cuento yo habrá otra persona que lo cuente y creo que me pertenece a mí y solo a mí contarlo”.

Pero nos tenemos que remontar a días antes de aquel fatídico día, ya que a Rocío se le pasan por la cabeza muchas cosas: “Antes del día 5 de agosto ponen en mi conocimiento que mi hija va a ir a defender a su padre al plató de ‘GH VIP’ porque él entra en el programa. Yo en ese momento no estoy bien emocionalmente por todo lo que llevo pasado, nadie lo sabe, pero llevo en tratamiento psiquiátrico y psicológico desde el año 2011, con un tratamiento fuerte”.

El momento más duro del documental ha sido cuando Rocío Carrasco ha contado cómo intentó quitarse la vida: “Me tomé varias pastillas diferentes y me quedé dormida. Me salvó Fidel que fue el que entró en la habitación porque yo no me levantaba. En el hospital llegué prácticamente dormida, no recuerdo nada. En urgencias me preguntan yo digo que yo no quiero seguir así, en un primer momento digo que me da igual no haberlo conseguido en ese momento porque lo iba a conseguir y que siempre me quedaba el puente de Segovia para poder tirarme y de ahí me ingresan en otro hospital que tenía una planta especializada para eso”.

Es en ese momento cuando ella se da cuenta que tiene que estar viva para no conseguir lo que, según ella, desea Antonio David y allí decide hablar: “En ese hospital es cuando yo tomo conciencia de la barbaridad que había hecho y que quería hacer con posterioridad. Yo me doy cuenta en ese momento de lo que he hecho y me parece que era una putada para los míos”.

No llega a recibir el alta porque la prensa acude al hospital y ella decide recuperarse en casa: “Posteriormente me fui del hospital porque me avisaron que había alguien de prensa por el parking, tuve una entrevista con el médico y le dije que me quería ir a mi casa porque era el único sitio donde me sentía segura, no me esperé a que me dieran el alta, me fui”.

Y es que parece ser que Rocío Flores emitió una frase que le supuso un dolor bestial: “Ese informe a la hora de hacerse judicial llega a manos de la otra parte, para cuando eso ocurre, esta persona ya está dentro de la casa de ‘GH VIP’ y coincide cuando mi hija entra dentro de la casa de ‘GH VIP’ y le dice a su padre ‘no te preocupes, está todo mejor de lo que lo dejaste’. Eso para alguien que no sepa la historia puede resultar algo normal, para mí no”.

Además, Rocío Carrasco ha asegurado que Antonio David quiso comercializar con el informe de su exmujer: “Sé que con posterioridad a ese programa de televisión por parte del padre se ofrece ese informe mío a dos revistas de este país con un mensaje de ‘mira lo que se ha inventado ahora'”.

Su hija Rocío Flores

Rocío Carrasco lo ha dejado claro en su documental, prefiere que sus hijos sigan teniendo esa versión porque no quiere que sufran cuando se enteren de la verdad: “Casi que prefiero que sigan creyendo la versión que tienen porque el día que mi hija se de cuenta de todo lo que ha pasado y de lo que ella ha formado parte y de quién es su padre realmente va a ser el peor día de su vida, no me gustaría que sufriera”.

Un testimonio desgarrador que ha continuado con las lágrimas de Rocío asumiendo que: “A mí nadie me devuelve fines de curso de mis hijos, besos, abrazos, todo lo que yo he perdido durante tantísimo tiempo, el poder ejercer de madre, todo lo que me he perdido de ellos. Mi hija se fue de mi casa con 15 años, a mi nadie me va a devolver todo lo que yo por culpa de esta persona no he tenido en mi vida, los reyes, las Navidades, que yo no he podido disfrutar de ellos”.

Además, la hija de Rocío Jurado ha asegurado que su hija, de pequeña, no quería estar con su padre: “Ella no quería estar con él, ella le dice en a la psicóloga que cuando el padre va a recogerla hay prensa y no le gusta, pero que eso es lo que hay. Tenía pasión con su madre, que soy yo, que la que la ha parido he sido yo… porque soy víctima, pero ellos también son víctimas, ellos también son víctimas de una mente diabólica”.

Sin poder hablar apenas, Rocío ha confesado que Antonio David le amenazaba con quitarle a sus hijos y lo cierto, es que es algo que ha conseguido: “Él ha conseguido lo que me dijo cuando me fui a separar, ‘te vas a cagar’ el me ha quitado a lo más importante que yo tengo en mi vida, que son mis hijos. No me los ha quitado que hayan desaparecido, me los ha quitado teniéndolos y no me los ha quitado, ha hecho que me odien y que tengan esa imagen de mí, que es mucho más cruel todavía si cabe”.

Un testimonio de una madre que ha dejado claro que tiene todo perdido con sus hijos, además de pensar que ambos tienen en mente que es una mala madre: “Por sus acciones creo que mi hija piensa que soy mala madre. Mi hijo es especial y yo sé que a mí mi hijo me adora, lo que pasa que no, en cierta forma, no se le permite. Bueno en cierta forma no, no se le permite”.

Rocío también ha enternecido hablando de su hijo: “Él, por su situación, es un niño que se amolda y que gracias a dios es feliz de por sí. A mí David en ese sentido, no es que me preocupe menos, me preocupa y mucho, yo sé que él me ama y eso me da tranquilidad, pero Rocío sí que piensa que soy mala madre”…

Su padrastro Ortega Cano

Mucho se ha hablado estos días sobre lo que José Ortega Cano le podía haber hecho a Rocío Carrasco para no querer saber nada de él… Hoy, en el capítulo 1 del documental de la hija de Rocío Jurado, la protagonista ha hablado un poco sobre el torero y le ha enviado una indirecta que nos ha dejado sobrecogidos porque no entendemos muy bien a qué se refiere.

Hablando de su relación sentimental con Antonio David, Rocío ha hecho alusión a su madre y al torero: “Mi madre ya se había casado con José, mucha gente conocida y yo iba a todo el mundo presentando a mi novio. Él estaba encantado. Yo ese día lloré lo indecible y en ese momento viéndola a ella feliz, yo era feliz. Ahí veníamos de que a José, meses anteriores, había sufrido una cogida donde estuvo a punto de morir”.

Lo que no ha sonado del todo bien ha sido cuando la hija de la Jurado aseguraba, en pasado, que: “A José siempre le tuve muchísimo cariño y el ver que estaba bien, era emocionante, ahora los sentimientos son diferentes”, pero la estocada final ha sido cuando ha confesado que la boda de su madre y Ortega Cano no fue acertada: “No creo que fuese una decisión acertada desgraciadamente para ella, pero ella lo decidió así y estaba enamorada”.

Los malos tratos de Antonio David

Rocío Carrasco ha hablado en el primer capítulo sobre los primeros episodios de malos tratos que sufrió con Antonio David, pero antes ha explicado como deja todo para irse con el que pensaba era el amor de su vida: “El día que cumplo 18 años cometo la torpeza de dejar el curso y me cogí un avión y me fui a Barcelona y cometí la fatalidad de dejar a mi madre llorando en el suelo ‘no te vayas, te vas arrepentir, va a ser su perdición’ y la dejé llorando en el suelo y me fui”.

Esta decisión, Rocío la califica como una de las cosas que peor hizo en la vida, de hecho sus padres le aconsejaron que no lo hiciera: “Es una de las cosas más me arrepiento en la vida, de haberle hecho eso así de esa manera. Mi padre me dijo ‘te va a arruinar la vida y vas a volver con una barriga porque es lo que quiere’ no se equivocaron ninguno de los dos”.

De esa manera, la hija de la Jurado dejó de tener todo a nada: “Me fui a una casa con dos guardias civiles, el dueño de la casa, él y yo. No tenía trabajo allí ni nada” y una vez alejada de su familia: “La convivencia en un principio empieza bien, pero muy pronto me empiezo a dar cuenta que las cosas que a mi me llamaban y me decían podían ser verdad”.

“Tú en ese momento no quieres pensar que has metido la pata hasta el fondo” ha confesado Rocío Carrasco, pero la bomba mediática viene con el episodio de Antonio David en el que es multado por haberse quedado con el dinero de un individuo al que habían denunciado, pero él: “Empieza a decirme porque es mi novio, que se la tienen jurada, una historia que al final es la que ha ido narrando con el paso de los años. Todo menos decir ‘he multado a un tío, me he quedado con 25 y el marco con otras 25’. Entonces yo me partía la cara con cualquiera y hacía lo que fuera necesario”.

Más tarde, Rocío Carrasco tiene un accidente con una amiga y: “Estuve un año con una bota ortopédica después de la operación, la convalecencia… pues yo estaba impedida, no me podía mover con soltura” pero llega a su vida: “entonces teníamos en Argentona una pareja, Cristina Cárdenas y su marido” con los que se va a vivir para estar cuidada las 24 horas del día.

Es en esa casa donde empiezan los malos tratos: “Recuerdo un tirón de pelos, a mí me coge del pelo y me da para abajo. En ese momento siento por un lado, me quiero ir, lo cual no voy a hacer y por otro lado, dices estoy aquí con una pata que no me puedo mover, pero yo me levanto y le reviento, pero no haces ninguna de las dos cosas”.

Y de ese episodio, a otro donde empleó más fuerza: “De ese episodio me acuerdo que ocurrió una cosa determinada, yo estaba sentada en un sofá como una mesa camilla y el me agarra del pelo y me pega un tirón de pelos y me dio con la cabeza en la mesa y subió echándome a mí la culpa de todo lo que le ocurría en ese momento”.

Rocío Carrasco también ha hablado sobre Antonio David como padre y lo cierto es que ha mostrado su opinión más sincera dejando entrever a una persona que ha malmetido a esos niños para que odien a su madre. Así al menos lo ha relatado la hija de Rocío Jurado completamente rota en lágrimas, sin poder apenas articular palabra.

“Cuando me devolvía a los niños en la puerta de la casa, salía a por ellos, hacía que los niños se despidieran de su padre, el me increpaba y me insultaba, aprovechaba esas tomas de contacto para insultarme y decirme que me los iba a quitar, ‘hija de puta, te van a odiar, voy a hacer que te odian'” ha asegurado Carrasco, empezando ahí los niños a ver lo que hacía su figura paterna.

Rocío ha dejado claro que sus hijos, por aquel entonces, no debían de haber vivido esas actuaciones de su padre y asegura que a su hija le han hecho responsable de cosas que no debían: “Ellos no tenían edad de mentiras, tenían edad de vivir y disfrutar. Cuando fueron adolescentes igual, a Rocío le hacen responsable desde muy pequeña de su hermano y no solamente de su hermano, sino de lo que le pasa al padre y de como el padre de hace, y de muchísimas cosas que por edad no le permanecía, no tenían derecho a perturbar ese mundo y se lo cargaron. Cortó el vinculo materno, a mi me lo quitó porque es una persona que ha ido proclamándose de padre modélico, a él solamente le importa él, no le importa nada más”

De esta manera, la hija de Rocío Jurado ha asegurado que sus hijos han sido victimas de lo que su padre les ha metido en la cabeza: “Es que mis hijos han crecido con lo mismo que ha crecido el mundo entero, con esa versión. El padre no tiene piedad ni para sus hijos, no le ha importado el bienestar de sus hijos nunca. Eso no se hace con una criatura de cinco años. Tu no puedes quitarle a una niña de cinco años a su figura materna con la que ella moría, eso no lo puedes hacer y eso es lo que ha hecho”.

Ahora, Rocío no piensa en recuperar a sus hijos, sino en tener una vida tranquila y llevar a cabo una vida normal, porque piensa que no hay manera de recuperarlos: “Quiero paz, quiero que se haga justicia, que se sepa la verdad, la única verdad que hay, no hay otra. Quiero que se me deje de juzgar, se deje de hacer daño, quiero vivir con lo que me queda porque lo otro ya no lo tengo, ni lo voy a tener. Se me ha coartado como madre, en la educación de mis hijos, como mujer, como persona, todo en mi vida. Me han quitado lo más importante que tiene una madre que son sus hijos, quiero que se haga justicia y quiero que se sepa la verdad”.

Casa Papel Alicia