Sergio Ramos clarifica el agujero defensivo del FC Barcelona

El defensa y capitán del Real Madrid puede echar un cable al eterno rival

Finaliza el mes de mayo y Sergio Ramos sigue sin renovar con el Real Madrid. Tanto es así que las especulaciones sobre su futuro cada vez son mayores. El Real Madrid parece que no se bajará del burro y el de Camas podría tener que tomar la difícil decisión de salir del club.

Todo ha ido mal en este 2021 a Sergio Ramos. El zaguero andaluz ha pasado todo tipo de lesiones y para colmo se contagió de coronavirus cuando estaba recuperado. No ha podido mostrar su nivel en el césped y ha llegado al mes de mayo sumido en una importante problemática.

Aymeric Laporte
Aymeric Laporte puede acabar en el FC Barcelona

Año negro de Ramos

Porque Sergio Ramos, un fijo para el Real Madrid y la Selección, ha visto cómo el Real Madrid no solo no le mejoraba la oferta, sino que ha fichado a David Alaba y ratificado su confianza en Nacho y Militao. Es decir, que las señales que manda el club es que no cuenta con su capitán la próxima campaña.

Pero es que además, la mala fortuna se ha cebado con el defensa español. Luis Enrique Martínez, tras consultarlo con sus ayudantes y tener una charla con el propio Ramos, ha decidido excluirlo de la lista final para acudir a la Eurocopa de este verano. Torneo donde podía batir el récord de internacionalidades de la historia del fútbol.

Sergio Ramos envía a Laporte al FC Barcelona

Tal es la situación que Sergio Ramos parece que comienza a dar por sentada su salida. Y en las últimas horas ha recibido, seguramente, la oferta más generosa y apetecible. Nada menos que el Manchester City de Pep Guardiola, que le ofrecería dos años, y un tercero en la MLS en el New York City.

Este movimiento obligaría al conjunto inglés a vender para hacer sitio al español. La casualidad podría llevar a Sergio Ramos a enmendar el agujero defensivo del FC Barcelona. Y es que se ha sabido en las últimas horas que Aymeric Laporte está en la rampa de salida y que el FC Barcelona está muy, pero muy interesado.

Valencia Braithwaite