Audi Q3 Sportback 45 TFSIe combina el SUV con la mecánica deportiva

El nuevo concepto de la marca alemana une el ambiente deportivo de un SUV Coupé con las notables ventajas de un híbrido

Audi era una de las pocas marcas que no se habían apuntado a la variante eléctrica enchufable, pero ya le han puesto remedio. Es el caso del Audi Q3 Sportback 45 TFSIe, coche que une está disponible en carrocería Sportback y se presenta con una potencia combinada de 245 CV.

Esto además de tener la capacidad de autonomía de recorrer 51 km sin emitir un solo gramo de dióxido de carbono. Por su parte, este Audi Q3 Sportback 45 TFSIe solo se diferencian de otros Q3 en un discreto emblema trasero, y en una tapa de recarga, situada en la aleta delantera izquierda.

Audi se apunta a la variante eléctrica enchuafble con su Audi Q3 Sportback 45 TFSIe

Si nos aventuramos en el interior del nuevo Audi Q3 Sportback híbrido enchufable, nos veremos envueltos por un ambiente en el que se respira deportividad y lujo por doquier. Los acabados están muy cuidados y, como no podía ser de otra manera, el equipamiento tecnológico es realmente solvente.

En cuanto a sus motorizaciones, hablamos de una mecánica híbrida enchufable con 245 CV de potencia y 400 Nm de par y una batería de 13 kWh de capacidad que ofrece una autonomía de hasta 51 km en modo eléctrico (según ciclo WLTP). Una autonomía sin emisiones que les permite beneficiarse de la etiqueta Cero Emisiones de la DGT.

Audi Q3
El Audi Q3 Sportback 45 TFSIe une la línea deportiva de un SUV Coupé con las ventajas de una mecánica híbrida

Este flamante Audi Q3 tiene una potencia combinada de 245 CV

Con todo, monta un propulsor 1.4 TFSI tetracilíndrico de gasolina, con 150 caballos de potencia, y un motor eléctrico de imanes permanentes con 116 caballos. El motor eléctrico va integrado en el cambio automático S tronic de doble embrague y seis velocidades, que transfiere la potencia a las ruedas delanteras.

La transmisión escogida es la automática de doble embrague S tronic, de seis velocidades, mientras que la tracción recae sobre el eje delantero, en todos los casos. Este es su gran fuerte, de manera que logra alcanzar una velocidad máxima de 210 km/h, siendo capaces de acelerar de 0 a 100 en 7,3 segundos (se beneficia de un empuje extra que aporta la parte eléctrica).

Alonso Bahrein