Correa se convierte en problemón para el Atlético de Simeone

El argentino se está saliendo del control del cholo ya ha manifestado entrar en rebelión con tal de cumplir su cometido

El comienzo de la temporada era más promisorio para Ángel Correa en el Atlético de Madrid, sin embargo con el paso de los partidos y la llegada de los nuevos elementos al equipo del Metropolitano la idea se ha ido cayendo. Momento para el análisis completo, que les tienen ahora mismo a él y a su representante exigiendo una mejora sustancial de sus condiciones.

No soporta más estar en el banquillo y cada día sorprende con su forma de ver e interpretar la situación. En la pretemporada fue el goleador de los suyos y correspondió mientras tuvo minutos. Pero es apenas lógico que una llegada como la de Griezmann le iban a limitar y de hecho ese ha sido el detonante. Dos clubes de Italia y tres de Inglaterra parecen ser su solución.

Ángel Correa sigue sin ser determinante en el Atlético de Madrid

De importante a olvidado, Ángel Correa es el principal promotor de su salida del Atlético

Ahora bien, tal ha sido el desespero del jugador que ha incitado directamente su salida. Sabe que tiene los goles suficientes para triunfar en cualquier parte y no piensa ser ajeno a esa percepción. De hecho en los últimos días ha ido haciendo crecer la especulación, una vez se han filtrado los nombres de los clubes que le tienen en la mira.

Desde la Serie A el Atalanta y el AC Milan, mientras que desde la Premier League han preguntado: Liverpool, West Ham y Newcastle. El problema ahora mismo es que el colchonero tampoco piensa ceder en sus intensiones, y le ha puesto un valor elevado de mercado, 40 millones de euros. En esa cifra se taza su salida en este instante.

Una salida de este calibre garantizará mejores movimientos en verano

Esa parece ser la dirección normal del caso, pero otra cosa bien distinta es lo que pueda ofrecer el mercado. De momento con esos 40 kilos podrán sustituir o bien sea la zona, o mejorar el estado de forma en la defensa. No sin antes terminar de corresponder a la deuda adquirida en su momento con el fichaje de Griezmann.

Situación tensa y complicada en el club capitalino, que por ahora no sufre ya que está peleando por todo lo que tiene al frente, Liga y Champions. Veremos en qué medida influye el entrenador Diego Simeone, que como siempre suele tener las última palabra en este tipo de casos.

Arsenal Thomas