Denver da portazo a La Casa de Papel por situación incómoda tras T4

Un complicado pronunciamiento ha dado el actor

La casa de papel‘ es la serie de la plataforma digital Netflix que en estos momentos de crisis de confinamiento ha sido la más vista por millones de usuarios en el mundo. Desde su estreno de la cuarta temporada a principios de abril, la serie creada por Álex Pina se ha catalogado como una de las mejores. 

Los ocho episodios de esta cuarta temporada, nos dimos cuenta que el Profesor lo está pasando mal por la supuesta muerte de Lisboa, pero intentará con todas sus fuerzas sacar a la banda del Banco de España. Por otro lado, poco a poco se desvela el pasado de Berlín con Palermo y los planes para atacar uno de los edificios más importantes del país.

La Casa de Papel

Además, todos los seguidores de la serie fueron testigos de la relación entre Denver y Estocolmo, una de las relaciones que más se estaba tambaleando, ya que Estocolmo ha estrechado lazos con Río, con terribles secuelas tras las torturas del CNI, y ambos se han convertido en amigos íntimos durante el saqueo al Banco de España.

Pues sí, resulta que el actor Jaime Lorente ha aprovechado esta cuarentena para descansar en su casa y preparar quizás algunos futuros personajes, junto con su novia, la también actriz María Pedraza, quien ha compartido escenas no solo en ‘La casa de papel’, sino también en la famosa serie española ‘Élite‘. 

Sin embargo, todo indica que esta cuarentena para el actor y su pareja, se ha convertido en una verdadera pesadilla por cuenta de una vecina que se ha dedicado todo este tiempo a tomar fotografías de ambos actores para venderlas a algunos medios de comunicación, pero el actor ya ha hecho las denuncias en las últimas horas a través de sus redes sociales. 

Y ha dicho: “Aquí vive una vecina generosa que se dedica a hacerme fotos en mi casa y enviarlas a revistas del corazón. Yo empiezo hoy mi reportaje. 21 días con una hija de p…”, sentenció el actor Lorente sobre sus intenciones de no cesar esta actividad a pesar de que le estén invadiendo su privacidad.