El Espanyol toma ejemplo del Athletic con castigo a media plantilla

El Espanyol tiene que tomar una decisión con muchos jugadores de su plantilla

El mercado estival cerró sus puertas hace un mes, pero los equipos de la Liga ya espera con ganas la siguiente fecha clave en el mercado. Hablamos del 1 de enero de 2020, día en que se abre el mercado invernal y que permitirá a los clubes reforzar sus plantillas de cara al tramo decisivo de la temporada. Un buen movimiento en enero puede salvar la temporada de muchos.

Sin embargo no es esa la única razón por la que esperan con ganas ese día, y es que como ya sabemos a partir del 1 de enero los jugadores cuyos contratos finalizan el próximo 30 de junio ya son libres para negociar con cualquier club sin necesidad de hablar siquiera con sus equipos actuales. La norma así lo establece.

RCD Espanyol

Es esto lo que comienza a preocupar en el RCD Espanyol, que cuenta con nada más y nada menos que con ocho futbolistas cuyos contratos acaban el próximo verano. Hablamos de Granero, Diego López, Naldo, Iturraspe, Piatti, Dídac Vilá y Campuzano, más un Wu Lei por el que el club tiene una opción para ampliar el acuerdo por un año más.

En este sentido el conjunto perico no va a ofrecer la renovación a todos ellos, pero a los que sí se les ofrecerá se espera llegar a un acuerdo antes de ese 1 de enero. En caso contrario se tomarán medidas drásticas, idénticas a las tomadas por el Athletic el año pasado con un Remiro que se pasó toda la temporada en la grada por su negativa a renovar.

Granada 2022