Villa pelea un balón con busquets. Imagen: Agencias

Tras casi 150 encuentros oficiales como jugador del Barcelona y con más de 60 goles a sus espaldas, nadie puede poner en duda que David Villa lo dio todo por el club catalán. Cuando se lesionó y tras su recuperación pasó a ser suplente en el equipo, nunca protestó ni puso una mala cara. El asturiano fue un profesional hasta la médula y siempre fiel con el club, hasta el final, cuando decidieron venderlo al Atlético de Madrid.

Sin embargo, no parece que todo el mundo esté de acuerdo, después de ver la sonora pitada que se llevó del Camp Nou en la noche de ayer al ser sustituido. Es cierto que también se escucharon muchos aplausos, pero no deja de sorprender que un jugador que ha sido tan importante para un club reciba este trato en su primer partido con otra camiseta.

¿Quieres compartir la noticia?
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on facebook
Ultimas noticias en Elgodigital
Locura con las bicicletas estáticas de Decathlon huele a confinamiento total
El Real Valladolid somete a Sergio con otro entrenador: está fichado
Arturo Valls tensa la cuerda en ¡Ahora caigo! con imitaciones bochornosas