La llegada de Borja Iglesias al Betis, pendiente de una operación del Real Madrid con el RCD Espanyol

El gol es lo más cotizado que hay en el mundo del fútbol. Se puede jugar bien o mal, pero al final la diferencia suelen ponerla los encargados de convertir las llegadas en gol. Uno de los equipos más necesitados en dar un vuelco a su situación goleadora es sin duda el Real Betis, cuyo juego vistoso de nada sirve sin gol.

Porque podemos afirmar tranquilamente que el Betis ha sido, durante muchas fases de la temporada pasada, el equipo que mejor ha jugado. Sin embargo, una y otra vez se estrellaba contra las defensas o porteros rivales. Hasta tal punto que los rivales, viendo la poca pegada que tenían, se aprendieron la forma de jugarles.

Borja Iglesias

Bastaba con encerrarse atrás, dar muchos metros al Betis para que toquen y toquen. El Betis se iba envalentonando y los centrales jugaban en campo rival. Hasta que se producía una perdida y a la contra les cazaban. Así paso ante rivales inferiores como Huesca, Valladolid, Levante, Rayo… equipos con los que se fueron los objetivos al final.

Por eso Borja Iglesias es objetivo imperativo. El acuerdo es total y solo queda pendiente que el RCD Espanyol escuentre relevo. En ese contexto el Real Madrid podría tener la última palabra. Y es que Cristo, sorprendente delantero del Castilla, llama a las puertas de Primer División. Cornellá puede ser buen destino para él.