La chapuza de los bonos del Banco Popular vuelve a desplumar al Santander

Un Juzgado vuelve a imponer obligaciones a la entidad de Ana Botín

La Justicia ha vuelto a ser muy clara en relación a los bonos que adquirieron antiguos clientes del Banco Popular. En esta ocasión ha sido un Juzgado de San Sebastián, el que ha obligado al Banco Santander, dueño ahora del Popular, el pago de 200.000 euros a un cliente afectado.

No es la primera vez que la Justicia reconoce como perjudicados a los que, años antes, compraron bonos canjeables por acciones. Ya llegó a esa conclusión el Juzgado de Ripoll en un fallo que permitirá a los demandantes a recuperar la fallida inversión realizada en 2009.

Banco Santander
El Banco Santander pierde la guerra de los bonos

Las razones del Juzgado

El juzgado de Primera Instancia nº 7 de San Sebastián ha dictado una sentencia estimando la nulidad por vicio en el consentimiento de cuatro contratos de obligaciones subordinadas Banco Popular 8,25%10-21 suscritos en 2014 y 2015 en el mercado secundario. La sentencia condena a Banco Santander a devolver 202.009,93 euros a un vecino de San Sebastián.

“Está claro que el Banco Popular Español, S.A., ha incumplido los más elementales deberes de diligencia y transparencia. Es evidente que la entidad aquí demandada incumplió este imperativo legal pues no le proporcionó a la parte actora, información clara, correcta, precisa y suficiente ni tampoco les informó de los riesgos que la misma comportaba”, concluye la jueza.

Los bonos del Banco Popular traen de cabeza al Santander

Si a los clientes demandantes en Ripoll se les devolvió los 32.000 euros que invirtieron en su día en bonos canjeables del Banco Popular, ahora la cuenta a pagar es más grande. El Santander ya sabía que se exponía a que otros clientes quisieran también recuperar las pérdidas, en una guerra que parece perdida a todas luces.

En esta ocasión, serán algo más de 200.000 euros los que tendrá que abonar el Banco Santander a un vecino de San Sebastián. Y es que la broma de los pufos del Popular empieza a resultar demasiado caro a la entidad que preside Ana Botín. Porque no es la primera vez y parece ser que tampoco será la última.

sandía española