La Juventus de Cristiano Ronaldo acoge a descarte del FC Barcelona

CR7 le ha pedido a sus jefes hacer un esfuerzo por un jugador que hace un verano Messi rechazó contundentemente

Cansado de tener que llevar absolutamente toda la carga del peso en ataque, el portugués de 33 años ha enfatizado al interior que necesita un artillero a su lado que robe marcas y le permita tener mayor campo de acción. Teniendo en cuenta el mal momento de Dybala, no es extraño que esto haya sido una de las exigencias justo antes del comienzo de una nueva temporada.

Justamente, y entendiendo poco el porqué no se incorporó a Romelu Lukaku en el trueque que todos daban por hecho con el argentino, el astro luso ha hecho una acotación por un jugador que hace un mes fue vetado por Leo Messi de acuerdo a historias del pasado; se trata de Mauro Icardi.

Cristiano Ronaldo

El delantero del Inter de Milán ha sido duramente criticado por su compatriota por los hecho en contra de Maxi López, a quien le arrebató su esposa, irrumpiendo en un matrimonio que tenía dos hijos de por medio. Además, Antonio Conte ha sido tajante, dejando a un lado al punta sudamericano en lo que va a ser su proyecto deportivo.

Icardi es una opción barata que Juventus no se piensa dejar pasar

Así, el jugador que hace tan solo un mes se ofreció al Barcelona como opción en ataque, está siendo observado con detenimiento por el club bianconero, que en este instante se ha quedado sin muchas opciones de acuerdo al pobre nivel exhibido por los garantes del ataque. Tan solo Cristiano ha arremetido en las redes contrarias con absoluta solvencia y eso es algo que ha de resultar preocupante.

Se habla de un acuerdo de pase por 60 millones de euros, cifra que se acomoda a la solvente situación del campeón italiano sin problema alguno, además por su peso en el continente y lo que significa. Su nombre estaría por tapar lo hecho por Gonzalo Higuaín que terminó por irse al Chelsea debido a un deprimente comportamiento en donde acabó perdiendo el puesto de intocable.

Mauro Icardi

Así todo, en Barcelona existen códigos que van más allá de los meramente deportivos, un valor extra que un equipo de su peso y tradición parece imponer en medio de tanta afluencia e importancia solo de lo económico. De momento Messi y compañía gozan de buena salud, tras demostrarlo en el campo venciendo al Nápoli de Ancelotti por dos goles a uno.