Los 10 experimentos más arriesgados de El Hormiguero de Pablo Motos

Actualización 23 de mayo 2020

Repasamos las demostraciones más rocambolescas en la historia del aclamado programa de Antena 3

El Hormiguero es sin duda alguna la mayor potencia de la televisión en España. El programa que dirige Pablo Motos es el de mayor presupuesto, mayor audiencia y el que más seguimiento tiene a nivel internacional. Los invitados van a divertirse muchísimo con las entrevistas, los colaboradores, Trancas y Barrancas… se trata de uno de los programas de mayor éxito de la historia de la televisión, y hay muchos motivos para explicar esta teoría.

Pero si hay algo que haga diferente a El Hormiguero y lo saque de cualquier comparación con otros programas, sin duda son los experimentos. Todo tipo de pruebas, para grandes o para pequeños, sin escatimar en gastos y casi siempre con éxito. La ciencia al servicio del entretenimiento, siempre bajo la supervisión de Pablo Motos, el presentador mejor pagado de la televisión.

El Hormiguero

Sin lugar a dudas, una de las secciones más populares de El Hormiguero son sus experimentos científicos. El encargado de dirigirlos es el mítico Marron. Es cierto que hay muchos curiosos o inofensivos, pero otras muchas el riesgo está muy presente. Digamos que a los espectadores de El Hormiguero y a los propios responsables también les gusta ese riesgo.

El morbo y el peligro, garantía de éxito en El Hormiguero

Seguramente ese morbo innato al ser humano hace que se disfrute más con la posibilidad de saber que puede haber algún peligro. Otro punto de incertidumbre que atrae al público es el hecho de hacerlo en riguroso directo. Es decir, no se graba para sacar la toma buena. Se entrena, sí, pero en ocasiones se registran fallos insalvables.

Todas y cada una de las pruebas realizadas en El Hormiguero se llevan a cabo bajo la estricta vigilancia de profesionales, sin embargo, los riesgos en ocasiones son tan serios como reales. Con toda seguridad, este componente demoledor es lo que atrae a los espectadores. Hay que dejar claro que en todos los años de historia del programa, no se han registrado tragedias reseñables. Sí que se ha estado muy cerca, pero no ha habido que lamentar daños importantes jamás.

Rozando la tragedia con el agua ardiente

A lo largo de la historia de El Hormiguero, uno de los momentos de mayor tensión tuvo lugar con una prueba, tan absurda como peligrosa, que pudo terminar en una auténtica tragedia. El objetivo, como suena, era crear agua ardiente, no para beberla. O al menos creemos que no. Porque se hacía en una piscina donde debía bucear una persona.

La prueba no tenía desperdicio. Consistía en que un buzo se sumergiese en una pequeña piscina, aunque más bien se trataba de un tanque de agua, utilizando un tubo para respirar. Mientras tanto los especialistas en la materia extendieron metano para crear el fuego. La famosa agua ardiente no era otra cosa que agua con la superficie en llamas.

El plan no salió como habían planificado en El Hormiguero. Instantes después de comenzar a crearse llamas, el buzo empezó se empezó a encontrar incómodo y rápidamente trató de salir a la superficie, rozando con la cabeza las llamas. Tanto los especialistas como el propio Pablo Motos trataron de evitar que el fuego tocase finalmente al colaborador, viviéndose momentos de gran tensión.

El Hormiguero impartido en Harvard

Aunque suena a quimera el titular, es tal cual lo oyen. Un profesor de la prestigiosa Universidad de Harvard, en Estados Unidos, se fijó en uno de los alocados experimentos de Marron en El Hormiguero. Servía para explicar a la perfección una teoría que se encontraba enseñando a sus alumnos en la facultad americana.

El experimento que sorprendió a todo un profesor de Harvard, tuvo lugar en octubre de 2006, cuando acudió a divertirse a El Hormiguero el cantante David Bisbal. Aquel día, a Marron y al equipo de Pablo Motos se les ocurrió la apasionante idea de llenar una piscina con maicena para así demostrar que, a pesar de que siguiese siendo líquido, se podía caminar sobre la superficie. Casi nada.

La pila humana

Otro de los experimentos que levantaron muchísima controversia en El Hormiguero fue el día que Marron se convirtió en una pila humana. Suena muy divertido pero la realidad es que se corrieron tantos riesgos que no se sabe muy bien hasta qué punto merece la pena asumir tanto riesgo. ¿Para atraer a la audiencia? Eso parece. Y claramente lo consigue.

Este experimento de El Hormiguero no llegó a salir mal, pero bien pudo resultar en tragedia. Consistía en utilizar una bobina Tesla y un taburete de material aislante recubierto de una lámina conductora. Marron debía subirse al taburete descalzo para aislarse del suelo y estar en contacto con la lámina.

El Hormiguero

Así, la bobina quedaba conectada a la lámina a través del cuerpo de Marron, que quedaría cargado a casi 50.000 voltios. El resultado fue la generación a su alrededor de un campo tan fuerte que las lámparas fluorescentes se podrían encender simplemente con acercarlas. Se permitió el lujo, el bueno de Marron, de avisar a sus compañeros: “Si me tocáis, moriréis”, sentenció.

El día en que pudo morir Pablo Motos

Sin duda alguna, el siguiente experimento que nos atañe no podrá olvidarlo jamás un Pablo Motos que pudo morir aquel día en El Hormiguero. Bueno, el presentador y su compañero Marron lo creyeron. Imaginad el terrible final para una estrella televisiva. Morir en directo. El experimento al que nos referimos consistía en explicar a los espectadores cómo se podía sobrevivir a una avalancha de nieve.

Para llevar a cabo semejante desafío, se metieron tanto Pablo Motos como Marron en una cámara cerrada con miles de bolitas de poliespan, que les sepultaron por completo. Ambos llevaban mascarillas protectoras para su nariz y boca, pero al tirarles el corcho encima, las perdieron en el tanque, lo que pudo provocar que terminasen ahogados. Aunque fueron solo unos segundos, seguramente fueron los más angustiosos de sus respectivas vidas. Finalmente pudieron abrir la puerta y salir airosos de semejante chapuza.

El Monaguillo se divierte en El Hormiguero

Pero el riesgo o los imprevistos, no solo ocurren cuando se intentan retos peligrosos e imposibles. El Hormiguero no siempre pone tanto riesgo. Pero las cosas del directo, en cualquier momento puede salir algo mal. O sino que se lo pregunten a un confiado Pablo Motos el día que hicieron un inocente experimento. Ese día en El Hormiguero no se arriesgó tanto como en otras ocasiones.

Se trataba de un juego muy extraño que consistía en un objeto compuesto de dos partes, por un lado un cartón con un aro y al otro lado, una mano de plástico que se accionaba con un botón y se movía como un péndulo. El objetivo era pasar alguna cosa por el aro, por ejemplo, como se eligió para la ocasión, un chorro de nata montada.

El Hormiguero

Después de proporcionar una capa para evitar que los invitados y el propio Pablo Motos se manchasen, se rellenó el cañón de nata al máximo. El presentador se quitó las gafas y se colocó detrás del aro con la seguridad que da saber que ese día no parecía peligroso. Se dispuso a recibir en plena cara un cañonazo de nata montada, con tan mala suerte de que fue directa a su ojo izquierdo, que según Pablo, estaba recientemente operado de un orzuelo. Otro día de infausto recuerdo para el presentador de El Hormiguero.

Otros experimentos curiosos de El Hormiguero

Aunque hemos repasado los experimentos más accidentados que se han dado en El Hormiguero no todos acaban siendo tan peligrosos. Es más, hay otros muchos que pueden incluso hacerse en casa con los niños para disfrutar toda la familia. Repasemos algunos de ellos también.

Seguro que muchos niños habrán disfrutado con los dibujos animados científicos. Para este experimento tan solo hizo falta un plato, unos rotuladores y mucha imaginación. Otra de las pruebas que más éxito han tenido es una de esas ideas que seguramente no se le ocurran a casi nadie. ¿Se puede meter un huevo en una botella sin romperlo? Para Marron no hay imposibles.

Otra de las locuras más famosas fueron las medusas voladoras. ¿Es eso posible? Marron lo consiguió, con la ayuda de un jersey cien por cien acrílico que cargó a las medusas de energía y logró que estas se levantasen y, efectivamente, volasen. Otra idea original fue la clase de arte científico para hacer en casa. Cuadros preciosos con pintura y cadena. Los trazos de las trayectorias de cada una de las bolitas que componen las cadenas formaban un cuadro que asemeja un ramo de flores.

En definitiva, seguramente la gran clave de que El Hormiguero se haya mantenido con tanto éxito, noche tras noche, durante tantos años, se debe seguramente a estos experimentos. Sí, también a Trancas y Barrancas, a la seguridad con la que se maneja un Pablo Motos que accede, además, a todo tipo de retos, por difíciles que sean… Muchos son los factores, pero los experimentos son lo que marca la diferencia. El riesgo, la peligrosidad, el morbo de saber que algo puede pasar, es lo que atrae a tantos miles de espectadores.

Nueva estrategia para éxito del éxito del programa

El Hormiguero es uno de esos programas que por mucho que pase el tiempo siempre son de actualidad. Porque Pablo Motos se ha asegurado muy bien su chiringuito y logra el éxito a base de estrategias que no se notan demasiado pero que son claves. Porque para divertirse, hay que estar predispuesto. Y qué mejor que amigos íntimos del propio Pablo Motos para garantizar el éxito.

El confinamiento ha hecho que los tintes políticos de su programa estén siendo lo que marca cada una de las emisiones, así como la elección de los entrevistas, que está siendo un poco por cercanía, y por actualidad. No obstante, son muchos los fans que critican que siempre se recurren a los mismos famosos, y que no se abren otras opciones que también gustan a la audiencia.

Es más, son muchos los que acusan a El Hormiguero de intentar esquivar por todos los medios aquellas personas que trabajan en la competencia. Un claro ejemplo es Iker Jiménez, quien ha sido otro de los que han informado como nadie durante esta crisis del coronavirus, y que ha terminado enfrentado con el programa.

Son muchos los que consideran que El Hormiguero se está preparando para hacer propaganda de sus favoritos, y posteriormente de los programas de la cadena, dejando así en el aire a muchas personas que realmente interesan. Siendo ese, tal vez, el filón que sí tiene La Resistencia.

Dichos favoritismos que tiene Pablo Motos han sido foco de las críticas de numerosos espectadores. Ya que se considera que El Hormiguero selecciona a los entrevistados por muchos más motivos que los que realmente importa a la audiencia. Se trata en la medida de lo posible de que vengan amigos de Pablo Motos, que siempre opinan bien de él y del programa.

Temas:
¿Quieres compartir esta noticia?
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on telegram