Vega riza el rizo en Servir y proteger con nuevo golpe de policía corrupto

La inspectora está contra las cuerdas y no tiene más opción que obedecer a Quintero

La tensión y la impotencia serán los complementos perfectos para los capítulos de esta semana en Servir y Proteger, y veremos como Vega pasa a su nuevo rol corrupto. Al parecer, la cazadora se ha vuelto la presa, pues sus planes para capturar a Fernando Quintero han salido bastante mal.

El dueño del Moonlight ha hecho una serie de jugarretas para tomar el control de la situación, y ahora tiene a la policía bajo su poder. Vega es chantajeada por el empresario para que haga una lista de trabajos que beneficiarán sus propios intereses. Si la inspectora muestra resistencia y no quiere colaborar, Quintero irá a la comisaría y la denunciará por corrupción.

corrupto Servir proteger
Vega sigue en el poder de Quintero, y este la obliga a hacer algunos trabajos para él.

El nuevo trabajo de Vega en Servir Y proteger que la hará sumergir en un rol más corrupto

No hay nada que hacer, Vega está bajo el poder de Quintero y ahora tendrá que hacer los trabajos sucios que este le ha encargado. Lo primero que deberá hacer la policía, es conseguir una gruesa suma de dinero por el silencio del empresario. Si no obedece y muestra indiferencia en ello, hará llegara a Distrito Sur las pruebas que demuestran que efectivamente Vega es una corrupta.

Con el agua en el cuello, la inspectora tendrá que armar otro operativo para sacar dinero y así reunir la suma que le ha exigido Eduardo y Quintero. Vega está al borde un colapso nervioso, pues sabe que la pueden descubrir en cualquier momento. La inspectora no duda en encarar a Jota y a Beatriz, pues según ella, fueron los dos quienes la metieron en este lio.

Además de la cruda realidad de Vega, Servir y Proteger tiene más acción y tensión esta semana

Dejando de lado la situación que tiene a Vega en serios aprietos, Carlos y Yolanda empiezan a creer que Miriam está detrás del atentado hacía Iván. Posteriormente la detienen pero cometen un error al no tener una sola prueba clara. Sin embargo, el policía despierta del coma y acusa a su novia como la culpable de su cercanía con la muerte.

Con la acusación formal, la mujer es procesada por el delito de intento de homicidio, y además por el asesinato de Abad. Aún así, en el interrogatorio se niega a delatar a Argos a pesar que esto le podría traer grandes beneficios para su condena. Mientras tanto, Ginés ha llegado a Distrito Sur para terminar algunos asuntos con Martina y Rubén.

Servir proteger avance