Amor imposible en ‘First Dates’ convierte comensales en héroes (colosal)

La señora llega al programa con muchas ganas

El amor no conoce de edades y prueba de ello es la entrega de “First Dates” que reunió a Manuela con Felipe. Dos personas mayores que buscan un acompañante en la vida para no tener momentos de silencio en casa, así como para seguir demostrando que pueden dar amor y quieren recibirlo.  

A la cita en “First Dates” acudió en primer lugar Felipe, quien acudió junto a un saxofón. Este detalle impresionó a Carlos Sobera, quien exclamó un “¡Estamos en fiestas en el pueblo!”. El señor se definió como una persona que vive muy bien y tranquila, con muchas amistades. Pero explicó que viene al programa para no notar la soledad cuando llega a su casa.

First Dates

Felipe ha tenido una vida amorosa donde únicamente ha existido una mujer. Con ella estuvo tres años de noviazgo y 54 de casados. Tras ese tiempo, el amor se desgastó y su mujer le dijo que no quería vivir con él, lo que le sorprendió, llegando a separarse con 81 años. Él comentó en “First Dates” a Carlos Sobera que la situación no la entendía.

Su cita en el programa fue Manuela, una mujer mayor con un pasado muy experimentado en el amor. Ella ha tenido tres maridos, pero de todos ha enviudado, por lo que se toma a broma cuando le dicen que se carga a sus maridos. Además, entró en el programa luciendo unos tatuajes que se hizo con 80 años, y un piercing en la oreja.

First Dates

La cita fue muy agradable y ambos congeniaron durante su paso por “First Dates” pero la “Decisión Final” les obligó a contestar a la pregunta sobre si tendrían una segunda cita y ahí aclararon todo. Tras responder Felipe que busca una mujer de compañía y tener una amistad, Manuela rechazó la idea de repetir la cita, de momento.

First dates
Nissan Juke