Coutinho no quiere ir al Newcastle porque hace mucho frío

El brasileño es uno de los objetivos del nuevo proyecto millonario de las urracas

La irrupción del Newcastle como nuevo rico ha hecho salir a Philippe Coutinho del clima de armonía que ha ido logrando en este inicio de campaña. El brasileño está poco a poco jugando minutos y solo piensa en regresar al nivel que le hizo valedor de ser el fichaje más caro de la historia del conjunto azulgrana.

Sin embargo, es un secreto a voces que Laporta lo quiere empatequer en cuanto se presente la oportunidad. Y esa oportunidad puede haberle llegado a Coutinho con la compra del Newcastle por Arabia Saudí. El patrimonio del nuevo dueño dobla las fortunas de Manchester City o PSG, para que nos hagamos una idea de la magnitud de la operación.

Coutinho Newcastle
El brasileño en la rampa de salida, apunta para llegar al conjunto inglés en enero.

Coutinho objetivo número 1 del Newcastle

Lógicamente desde que saltó la noticia se han disparado los rumores, algunos muy ambiciosos y otros caros pero posibles. Parece claro que Mbappé no va a fichar por el Newcastle. Sin embargo, hay jugadores que que o están en el final de su carrera o han bajado mucho el nivel y tienen salarios elevadísimos que sí que encajan en el proyecto inicial.

Gareth Bale, Eden Hazard, Cavani o el propio Coutinho sí que empiezan a ser jugadores cuyo salario puede asumir el Newcastle y que con el equipo actual de las Urracas ya darían un importante salto de calidad. Coutinho ya sabe lo que es triunfar en la Premier League y el Newcastle le garantizaría el salario.

Coutinho empeñado en triunfar en el Barça

Es por tanto una oportunidad de oro por seguir en el fútbol de máximo nivel y cobrando los 12 millones limpios que dejó Bartomeu en herencia al FC Barcelona. Pero el brasileño tiene otros planes. Su familia es feliz en Barcelona y el frío del norte de Inglaterra no le atrae absolutamente nada.

Sigue empeñado en recuperar su máximo nivel y ser importante en el Barça y en Brasil. Algo difícil, ya que Laporta lo quiere fuera. Cobra demasiado para la maltrecha economía culé. Además ahora con la irrupción de Gavi y Pedri, unido a la vuelta de Ansu Fati, los minutos del brasileño serán menos.

Barcelona Dembélé