Crisis en Real Madrid: Un señalado de ‘traición’ enciende las alarmas en el vestuario

Los problemas en el equipo blanco continúan y no todo pasa por lo deportivo, ahora los líos se trasladan al vestuario donde varios jugadores se enfrentan

 

El vestuario del Real Madrid está que arde y la paciencia se acaba en muchos de los integrantes del club, que si bien, están terminando de acoplarse a la nueva temporada, ya demuestran malestar con algunos compañeros y esto puede desencadenar un conflicto de grandes proporciones para Lopetegui y Florentino.

Agencias

Gareth Bale se vislumbra como el nuevo líder del equipo Merengue, pero su nivel ha dejado mucho que desear entre aficionados y algunos pesos pesados de la plantilla, ya que no tiene el espíritu de Cristiano Ronaldo y está lejos de llegar a llevar al equipo en momentos difíciles.

Sergio Ramos es uno de los jugadores más inconformes con el galés, el capitán no olvida todos aquellos líos que generó en el vestuario, por ello, no lo ve como el gran líder que muchos quieren hacer ver, sobretodo desde el cuerpo técnico y dirigencia.

El problema con Bale

 

 

Uno de los tantos descuidos del Expreso de Gales ocurrió en un encuentro ante Leganés, cuando era suplente y esperaba una oportunidad, se olvidó de sus botas de fútbol con el partido ya comenzado, teniendo que salir corriendo por ellas.

Pero no solo por eso se va a ‘sacrificar’ al futbolista, uno de los mayores problemas que ha ocasionado pasó en la época de Zinedine Zidane, donde aseguran muchos allegados a la interna Merengue, que Bale solo se acercaba a conversar con el técnico francés solo para hablar mal de sus compañeros, en vez de ganarse un puesto por méritos propios, por ello lo tildaron de ‘chivato’.

https://www.youtube.com/watch?v=4NZfOFEnKbM

En alguna ocasión demostró fidelidad al Real Madrid, diciendo que quería seguir en el club a toda costa, pero por debajo de cuerda negociaba con otros equipos, acusando más minutos y la poca participación en los encuentros en el Santiago Bernabéu acrecentaba ese deseo de irse.

Luego de conseguir la Decimotercera, el jugador tuvo varios ofrecimientos, a los cuales no aceptó pero tampoco negó, dejando la opción de irse en el aire, algo que en el vestuario fue tomado como una clara muestra de traición.

Florentino Pérez confía en Bale y tiene mucha fe en él, pero los pesos pesados no quieren ese líder que se imparte desde la dirigencia. Puede hacer una pequeña guerra civil dentro del Madrid y no hay quien apague incendios de momento.

agujero Guardiola