El futbolista odiado del Bayern Munich al que el Real Madrid convirtió en un ídolo

Neuer paró dos penaltis. Imagen: Agencias

La noticia de que Manuel Neuer podrá jugar el partido contra el Real Madrid ha tranquilizado a la afición del Bayern Munich, que recupera a una de sus mayores estrellas para el vital partido contra el Real Madrid. El guardameta, titular con Alemania en el próximo Mundial, es ya un ídolo en el Bayern y uno de los jugadores más aclamados, algo que hace apenas un par de años resultaba impensable, teniendo en cuenta que era uno de los futbolistas más odiados del club.

Criado en el Schalke, máximo rival, Neuer celebró el título de 2009 con su antiguo club burlándose del Bayern, lo que  provoco la indignación de los seguidores del Allianz Arena. Cuando aterrizó en Munich a cambio de 25 millones de euros una temporada después, los seguidores le recibieron con pancartas ofensivas y fue muy criticado. Todo ahasta la fatídica tanda de penaltis contra el Real Madrid en semifinales de Champions, donde Neuer paró los lanzamientos consecutivos de Cristiano Ronaldo y Kaká para delirio de la hinchada.

Aquello le convirtió en un héroe y ahora es un ídolo. El miércoles intentará nuevamente arruinarle la noche a los jugadores del Real Madrid.

Riqui Puig Bayern