Desafortunado error en La casa de papel oscurece éxito de personaje polémico

Un error imprevisto en el guión de la serie creada por Álex Pina ha quedado de manifiesto para algunos de sus fans 

La casa de papel estrenó recientemente su cuarta temporada en Netflix con un éxito incuestionable de audiencia. Y es que la serie creada por Álex Pina reunió a millones de personas alrededor del mundo que hicieron maratón para ver la última temporada de la serie. En ella ocurrió lo que nadie quería, y es que Nairobi fue asesinada en el que supuso uno de los episodios más tristes y emotivos de la historia de la serie. 

Pero no solo esto conmocionó a los fans de La casa de papel, y es que la detención de Río en la tercera temporada aún no se ha resuelto. El joven decidió grabar un video donde denunciaba el maltrato que había sufrido por parte del CNI en su detención en Argelia. En este, afirma que fue sacado de su celda una noche para ser enterrado vivo. Momento en el que casi pierde la vida por culpa de los altos cargos de la institución.

La Casa de Papel

Una de las curiosidades de la producción de La casa de papel, tiene relación con el momento en el que el coronel del CNI decide salir a dar una conferencia para desmentir estos hechos. Y es que se ha descubierto que hay un fallo en una de las tomas en las que aparece por primera vez el coronel Luis Prieto para comparecer ante la prensa. 

En una escena, aparece un reloj que marca las 19.45h, justo en el momento en el que sale a ofrecer la versión oficial del Gobierno con respecto a la detención de Río. Pero el error está en su discurso, y es que el personaje comienza diciendo: “Buenos días, mi nombre es Luis Prieto”. Este fallo de guión ha pasado desapercibido para muchos de los fans de La casa de papel que estaban demasiado pendientes del curso de los acontecimientos.

la casa de papel

Pero tener tanto tiempo libre en cuarentena y poder ver la serie más de una vez, ha hecho que muchos otros analicen con detalle la serie. Sin duda es un error muy liviano y que para nada oscurece la tremenda calidad de La casa de papel, pero sirve para ver que incluso las grandes producciones pueden cometer sus fallos y no perder su calidad.